El tenis mundial, en jaque

La BBC y BuzzFeed News denuncian una trama de apuestas en partidos amañados con la que habrían colaborado en la pasada década algunos de los mejores jugadores del mundo

0

El tenis amaneció ayer inmerso en un escándalo después de que la cadena BBC y el sitio online BuzzFeed News informasen de que en la pasada década se produjeron una gran cantidad de casos de amaños de partidos, incluido en Wimbledon, uno de los cuatro Grand Slams del circuito de la ATP.

En la última década, 16 tenistas que han estado entre los 50 mejores del ranking fueron señalados reiteradamente para que la Unidad de la Integridad del Tenis (TIU), establecida para supervisar el deporte, les investigara por sospechas de que perdieron partidos a propósito, dijeron estos medios, que aseguraron que la TIU, también falló a la hora de actuar sobre la información que identificó comportamientos sospechosos entre los jugadores o para imponer sanciones.

A todos los tenistas, entre los que estarían incluidos ganadores de títulos de Grand Slam, se les permitió seguir compitiendo, y ocho de ellos participan en el Abierto de Australia, primer ‘grande’ de la temporada que comenzó ayer en Melbourne.

La BBC y BuzzFeed News informaron de que no habían nombrado a los tenistas porque sin acceso a sus teléfonos, registros bancarios y de ordenador no era posible determinar si habían sido parte de los amaños.

“Toda la información creíble recibida por la TIU es analizada, investigada y abordada por investigadores con mucha experiencia que son exagentes de la ley”, señaló Nigel Willerton, director de la unidad, según ambos medios. El directivo, presente en Melbourne, subrayó contundentemente que no comentaría sobre qué jugadores del circuito profesional estarían bajo investigación porque sería inapropiado.

Además, los dos medios apuntaron que obtuvieron una serie de documentos que incluían las conclusiones de una investigación llevada a cabo en el 2007 por la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) y que muestran que la investigación halló que grupos de apuestas en Rusia, el norte de Italia y Sicilia habían ganado cientos de miles de libras apostando en partidos que los investigadores creían estaban amañados, tres de los cuales fueron en Wimbledon.

En un informe confidencial para las autoridades del tenis en 2008, el equipo investigador dijo que 28 jugadores involucrados en esos partidos deberían ser investigados, pero el asunto no pasó de ahí, según la BBC y BuzzFeed News.

Además, estos medios indicaron que también recibieron los nombres de otros tenistas actuales que han sido denunciados ante la TIU por parte de organizaciones de apuestas, unidades de integridad del deporte y apostantes profesionales.

“La Unidad de Integridad del Tenis y las autoridades del tenis rechazan cualquier sugerencia de que pruebas de amaños de partidos hayan sido suprimidas por cualquier razón o no hayan sido adecuadamente investigadas”, apuntó por su parte el presidente de la ATP, Chris Kermode.

El dirigente recalcó que las informaciones de estos medios se refieren “a eventos de hace diez años”, pero que “investigarán cualquier nueva información”. “Siempre es decepcionante cuando historia como esta salen a la luz antes de un gran torneo. Confiamos en que la Unidad de Integridad está haciendo todo lo que puede y que está acometiendo este tema muy, muy seriamente”, sentenció.