El Barça no falla dos veces

    El conjunto de Pep Guardiola derrota al Hércules, el único que le ha ganado en esta Liga.

    0

    El Barcelona tuvo que esforzarse ayer para lograr la victoria ante el Hércules en el estadio Rico Pérez, algo que, de todos modos, consiguió gracias a un gol de Pedro y dos de Leo Messi. Así, el bloque visitante se consolidó en el liderato de Primera División, y metió presión al Real Madrid, que hoy juega en Pamplona ante Osasuna.

    El equipo azulgrana se desquitó de su derrota ante los alicantinos en la primera vuelta. Los de Pep Guardiola, en un buen partido, echaron por tierra la etiqueta de ‘bestia negra’ y mandaron un nuevo aviso al eterno rival.

    La primera ocasión ‘culé’ nació en las botas de Messi, que a punto estuvo de aprovechar un mal despeje de la defensa adversaria; el disparo lejano del argentino se marchó cerca del palo derecho. Pedro tuvo otra oportunidad poco después, pero su lanzamiento se fue por encima del larguero. Eran los primeros minutos y el Barça ya acorralaba a los de Esteban Vigo en su área.

    Sin embargo, los levantinos pusieron sus cartas sobre la mesa con dos ocasiones. Sobre todo una de David Trezeguet asustó a los hinchas del combinado blaugrana.

    Aunque el último campeón de Liga continuó haciendo su juego y acercándose al área de los oponentes, la noticia a los 40 minutos de acción se basaba en que todavía no había anotado ningún gol. No obstante, Pedro hizo que esa angustia no llegara ni siquiera hasta el descanso.

    El tinerfeño recibió un pase de Xavi desde la frontal y puso el 0-1 con un tiro seco, con lo que anotó su duodécimo tanto en el torneo doméstico de la regularidad. No ha faltado a su cita desde hace seis jornadas.

    Tras la reanudación, el asedio del Barça resultó incesante. David Villa lo intentó desde lejos al igual que Xavi, quien tampoco acertó. Por su parte, el Hércules continuó con su esfuerzo, aunque parecía difícil que sorprendiera a Víctor Valdés; su único recurso radicaba en los contragolpes.

    No obstante, los locales plantaron cara hasta que se quedaron con 10 hombres sobre el césped por la expulsión de Javier Farinós, quien vio la segunda tarjeta amarilla por una dura entrada sobre Sergio Busquets.

    Quedaban poco más de cinco minutos para el final, pero fueron suficientes para que Messi sentenciara. La ‘Pulga’ encajó en la escuadra de la portería un balón cruzado ajustado al palo.

    Al argentino no le bastó con eso y firmó también el 0-3 definitivo: una jugada de combinación le dejó la diana casi hecha.

    En definitiva, el Barcelona volvió a triunfar, y ya van 15 veces seguidas en la Liga. El Madrid necesitará hacer lo mismo esta tarde en el Reyno de Navarra para que el líder no se le escape.