El Sevilla viaja a Mestalla para luchar por la cuarta posición

El Valencia vive racha de derrotas y Celades afronta el choque tras haber perdido parte de su crédito en los últimos partidos mientras que los de Lopetegui llega en su mejor momento

5

El primer reencuentro competitivo entre Albert Celades y Julen Lopetegui ofrece un choque estelar entre un Valencia que recibe al Sevilla en lo que teóricamente y por los presupuestos de la competición es un duelo directo por la cuarta plaza de la Liga y al que el conjunto andaluz llega crecido tras tres victorias seguidas y los de Mestalla en caída, tras los malos resultados y sensaciones ofrecidos en los dos últimos partidos.

Ambos equipos están además separados por seis puntos en la clasificación, pues el Sevilla que es quinto tiene 19 y el Valencia, que es duodécimo solo tiene 13.

La situación es similar a la que vivieron ambos equipos la pasada campaña, en la que el Sevilla llegó a tener doce puntos de ventaja. En ese último ejercicio, fue el Valencia el que, tras una meritoria remontada, acabó cuarto mientras que los andaluces fueron sextos.

Pero la inestabilidad emocional que vive el equipo valencianista desde la destitución a principios de septiembre del técnico Marcelino García Toral haría muy arriesgado tener que afrontar una gran remontada y en el caso de triunfo andaluz serían ya nueve los puntos que tendría de ventaja.

El equipo de Albert Celades afronta este choque después de haber perdido buena parte del crédito que había ganado, con el decepcionante empate que obtuvo la semana pasada en su visita al Lille en la Liga de Campeones y la dura derrota sufrida ante el Osasuna en la Liga el domingo.

Esa derrota dejó también varias consecuencias en la plantilla, pues Denis Cheryshev y Rodrigo Moreno son baja por sanción y Kevin Gameiro lo será por una lesión muscular en el muslo. Se unirá a así a Cristiano Piccini y a Gonçalo Guedes.

Prueba de fuego

El Sevilla llega en su mejor momento a Mestalla y mentalizado, a partir de ese estado de ánimo cimentado en sus tres triunfos seguidos en casa (Levante, Dudelange de Luxemburgo y Getafe), en intentar cambiar su signo en un campo que le es poco propicio —7 derrotas en las últimas 10 visitas— y superar la primera de sus tres grandes pruebas de fuego en solo doce días.

El equipo de Julen Lopetegui, al que después le esperan en Liga dos citas de igual exigencia (Atlético de Madrid y Betis en el derbi sevillano) y entre medias su visita al Dudelange en la Liga Europa, sabe que deberá competir al máximo para ganar a un rival directo por los puestos de ‘Champions’ y afianzarse en la lucha por ese objetivo.

En el Sevilla tienen claro que el reto es muy complicado, pero también que, de alcanzarlo, se dispararía aún más su confianza para refrendar su nítida línea ascendente, como demostró con la imagen dada ante el Getafe (2-0).

Se prevé que, ante un calendario tan cargado y exigente, Lopetegui haga algunos cambios en el once, pero manteniendo el grueso de su equipo base, con piezas claves y en un buen estado de forma como el lateral Jesús Navas, el medio brasileño Fernando Reges o los argentinos Lucas Ocampos y el exvalencianista Éver Banega.