Djokovic es humano

    Vesely sorprende al número uno del mundo, que cae en un debut tres años después. Segunda derrota del serbio en esta temporada

    0

    El checo Jiry Vesely dio la gran sorpresa de la jornada en el torneo de Montecarlo, tercer Masters 1.000 de la temporada y primero que se disputa en tierra batida, tras derrotar al número uno del mundo y gran favorito, el serbio Novak Djokovic, en tres sets por 6-4, 2-6, 6-4.

    El de Belgrado se había mostrado prácticamente inaccesible en este 2016, donde sólo contaba con una derrota, ante Feliciano López en Dubai y en gran parte por culpa de un problema en el ojo que le obligó a retirarse tras perder el primer set.

    ‘Nole’ ya había sumado cuatro torneos en 2016, entre ellos el primer Grand Slam, el Abierto de Australia, y los dos primeros Masters 1.000, en Indian Wells y Miami, dejando un tenis arrollador y con pocas fisuras. Sin embargo, el paso a la arcilla roja no le sentó bien al actual campeón en el Principado que dejó su trono vacante mucho antes de lo esperado, perdiendo por primera vez en tres años en su primer partido de un torneo (Grigor Dimitrov en el Mutua Madrid Open de 2013).

    Y mucho tuvo que ver también un inspirado Vesely, que jugó bien sus bazas y al que no le tembló el pulso cuando tuvo contra las cuerdas al serbio, al que creó muchas complicaciones al resto, lo que le permitió tener opciones de rotura.

    El checo comenzó muy fuerte al servicio y no dio ni una sola oportunidad de ‘break’ a un Djokovic que no se acababa de encontrarse cómodo y que no pudo remontar un 0-40 en el noveno juego del partido que le costó el saque y posteriormente el primer set.

    En el segundo, el primer cabeza de serie encontró la forma de crear más problemas al resto y por fin encontró su resquicio en el sexto juego para lograr un ‘break’ que le dio ventaja en el marcador y que afianzó con una segunda rotura para finiquitar la manga.

    Parecía que el partido podría encaminarse hacia el lado de ‘Nole’ por su mayor experiencia, pero continuó con cierta debilidad con su servicio. Así, Vesely le quebró los dos primeros y aunque entre medias el número uno del mundo también rompió a su favor, el checo supo mantener su ventaja. El centroeuropeo mantuvo la calma y tras desperdiciar al resto una bola de partido, sentenció con firmeza con su servicio para despedir al gran favorito en el Principado.