Diego Gacimartín espera que el Valverde se adapte pronto a la categoría

Para el entrenador del conjunto valverdano sería positivo que el grupo estuviese formado por 16 equipos, ya que empezarían en casa

0

Aunque el FS Valverde conoce desde el martes 28 el calendario al que tendrá que hacer frente en su primera temporada en División de Plata, lo que desconoce a día de hoy el equipo dirigido por Diego Gacimartín es si en la primera jornada de dicha competición le tocará jugar o descansar. En caso de lo primero, circunstancia que se conocerá el próximo lunes 3, el conjunto valverdano comenzaría su andadura en la segunda división del fútbol sala el día 12 de septiembre, y lo haría finalmente ante el Villaverde, tras la renuncia del Centelles a la plaza.

De lo que está seguro el técnico del equipo segoviano es que lo mejor para su plantilla sería “empezar la competición a la vez que el resto,, ya que aunque luego a cada equipo le toca descansar una jornada, nunca es sencillo comenzar con tres puntos menos”.

Por esta razón, Gacimartín espera que finalmente sean dieciséis equipos, y no quince, los que conformen el grupo. Además, de ser así, Valverde comenzaría la liga jugando en casa, en un pabellón que Gacimartín espera sea “de gran ayuda a la hora de sumar puntos; la gente está muy ilusionada con este proyecto y creo que una de las claves para que nos vaya bien va a estar en los partidos de casa”.

Pese a que la categoría es nueva para varios de los equipos que conforman el grupo Norte y pese a que los primeros rivales del Valverde son, en teoría, de los menos fuertes, el entrenador valverdano no se confía y afirma que “aunque sobre el papel podría parecer que los más fuertes son equipos con historia como el Talavera o el Burela Pescados Rubén, hay que tener en cuenta a otros, que aunque sean recién ascendidos, están formando plantillas con nombres con experiencia en Plata e incluso Honor, como es el caso de El Escorial, que ha fichado a Orol”.

De cualquier manera, de lo que está seguro Gacimartín es de que su equipo cuenta con mucha ilusión, y equipara el “bloque sólido” que tiene -“salvando las diferencias”, dice- al de Pinto del año pasado en División de Honor. Ahora sólo le toca dar la sorpresa.