Publicidad

Ernesto Valverde aseguró que acudirán al Bernabéu dispuestos a alargar la buena línea de resultados de las últimas temporadas en el Clásico como visitantes, pese a la dificultad que ello entrañan en un duelo que, no obstante, no ve decisivo de cara a la lucha por el título a estas alturas.

“Son estadísticas que seguramente dicen algo, analizadas con el tiempo. Pero de cara a este partido podemos hablar para la previa pero no sirve para el juego, no sabemos qué va a pasar. Nos gustaría seguir en la línea de ganar allí pero sabemos la dificultad que tiene”, manifestó.

De todos modos, el extremeño es consciente de que el último duelo, el de la Supercopa de España, no les fue bien (2-0). “La temporada es muy larga y siempre hay tiempo para pasar malos momentos. Acabábamos de perder un título importante, pero estamos un poco mejor que en la Supercopa y queremos seguir bien. Estamos ilusionados con este partido, es una oportunidad para resarcirnos de la Supercopa y para medirnos, y medir al rival. Estamos listos”, aseguró.

“Hemos ido avanzando en la competición, el equipo poco a poco ha ido a más y con resultados que nos ha llevado a la primera posición. Es un momento importante en la temporada, queremos refrendar ese buen momento, hacer un buen partido y nuestra intención es ir a ganar. Hay que jugarlo”, sentenció sobre sus intenciones.

De cara a la clasificación, con once puntos de ventaja sobre los blancos pese a que estos tienen un partido menos, no cree que ni ganando se vaya a sentenciar la Liga, pues ve a otros rivales demasiado cerca. “No puedes perder el tiempo en elucubrar qué pasaría si ganas, empatas o pierdes. Pase lo que pase en este partido quedará mucho para los dos y todo por decidir”, apuntó.

Tampoco cree que esos puntos de ventaja les hagan ser favoritos para este Clásico impredecible. “No lo creo. Son partidos en que no importa ni la clasificación. Son partidos especiales y la diferencia de puntos no tiene tanta importancia por la tensión que hay. Juegan en casa, con jugadores potentes, no creo que haya favoritos para este partido”, se sinceró.

La presión, compartida

“Los dos equipos vamos presionados a ese partido, por lo que significa. No podemos decir que por el hecho de que vayan más abajo tengan un punto más de presión, es posible pero no es llamativo. El partido tiene alicientes para que los dos salgamos muy puestos”, señaló en cuanto a la presión que pueda tener el Madrid por verse tan lejos.

Por otro lado, pese a la tensión política, prevé un buen ambiente de fútbol como ya sucedió en la visita al Wanda Metropolitano. “El ambiente será bueno, no tengo ninguna duda. Fuimos a jugar al campo del Atlético muy cerca del 1 de octubre y se habló mucho del recibimiento que íbamos a tener y es uno de los mejores partidos que he visto de buen rollo en el campo y de la gente. Animarán a su equipo y espero que sea un buen partido”, auguró.