Publicidad

Adrien van Beveren (Yamaha) venció en motos en la cuarta etapa del Rally Dakar en San Juan de Marcona y se alzó con el liderato después del abandono del líder Sam Sunderland (KTM), en una jornada en la que Joan Barreda salió muy agresivo y recuperó más de siete minutos, mientras Sebastièn Loeb venció en coches y Carlos Sainz, segundo, recortó tiempo al líder Stephane Peterhansel en un podio copado por los Peugeot.

La cuarta etapa del ‘raid’ sudamericano, con 100 kilómetros de dunas en uno de los tramos arenosos más largo del recorrido, dejó el primer gran abandono. El británico Sunderland, vigente campeón y líder hasta la fecha, se despidió del Dakar por sus fuertes dolores lumbares tras una caída.

El adiós del piloto de KTM lo aprovechó el francés Van Beveren para conseguir la victoria con un tiempo de 4 horas, 8 minutos y 23 segundos y el liderato con 01:55 de ventaja con respecto al chileno Pablo Quintana (Husqvarna), que finalizó en cuarta posición.

El mejor español fue Daniel Oliveras Carreras (KTM), que fue sexto a 08:39 de Van Beveren). Por su parte, Joan Barreda, noveno, salió muy fuerte, después de que se perdiese en la jornada de este lunes, y logró recortar 7 minutos y 41 segundos al líder.

Por último, Gerard Farrés (KTM), décimo ayer, continúa una jornada más como el mejor piloto español en la general de su último Dakar en motos. Es noveno a 13:05 del francés de Yamaha.

En la categoría de coches, Sebastièn Loeb (Peugeot) se impuso en la cuarta jornada con un tiempo de 3:57:53 por delante del español Carlos Sainz (Peugeot), que llegó a 1:35 del francés, pero que ya está a 13:06 en la clasificación general del líder Stephane Peterhansel (Peugeot), que fue tercero en la cuarta etapa.

Abandono de Despres

La marca francesa demostró su dominio total y logró más ventaja para ‘Monsieur Dakar’ en la general después del abandono del francés Cyril Despres (Peugeut), segundo hasta ayer, y tras el mal día de Nasser Al-Attiyah (Toyota), tercero tras la tercera etapa, que cedió 54:21 con respecto a Loeb y complica sus opciones de victoria.

Sébastien Loeb ganó una etapa dominada por los coches Peugeot.
Sébastien Loeb ganó una etapa dominada por los coches Peugeot. / EFE

 

En cuanto a Nani Roma, se vio obligado a abandonar después del duro accidente que sufrió este lunes durante la tercera etapa, cuando su coche se metió en una zanja y dio varias vueltas de campana a 500 metros de la línea de meta.

A pesar del golpe, Roma pudo reanudar la marcha y cruzar la línea de meta en el decimosexto puesto, conservando la décima plaza de la general. Posteriormente, los médicos de la organización le apreciaron un leve traumatismo craneal y siguiendo el protocolo de la carrera le evacuaron en helicóptero a la Clínica Angloamericana de Lima para realizarle las pruebas oportunas. Su copiloto, Álex Haro, no sufrió daños físicos.