Rodrigo y Cillessen enrabietan al Valencia

El conjunto che deja de lado su crisis institucional para sorprender al Chelsea (0-1) en Stamford Bridge

1
Rodrigo celebra su gol al Chelsea. / EFE
Publicidad

El Valencia tiró de rabia y resistencia para imponerse al Chelsea (0-1) gracias a un tanto de Rodrigo, a las paradas de Jasper Cillessen y a un penalti fallado por Ross Barkley se llevó sus primeros tres puntos en la Champions.

Los valencianistas, invadidos por el lío institucional que les rodea, se olvidaron de sus problemas y se hicieron con la primera victoria en la fase de grupos ante un rival directo por la clasificación.

Un tanto de Rodrigo en una jugada ensayada ideada por Parejo y un penalti señalado por el VAR y fallado por Barkley cuando el partido agonizaba, auparon al equipo de Celades, que toma aire después de la derrota contra el Barcelona en liga.

El equipo valencianista, ausente —menos el entrenador— en la rueda de prensa previa al choque, tampoco compareció a los primeros compases del encuentro. Los valencianistas se vieron asfixiados por la presión del Chelsea y la superioridad en el medio de los de Lampard, que predijo el encuentro el fin de semana pasado, cuando ya probó con la defensa de tres y los carrileros largos.

Marcos Alonso y César Azpilicueta ahogaban al medio del Valencia, propiciando pérdidas y transiciones ofensivas muy rápidas. El primer remate de Abraham ya obligó a aplicarse a Cillessen, nació de un centro de Azpilicueta. Al Valencia le quedaban las contras, inertes eso sí, por la falta de pegada, sobre todo cuando Gameiro desperdiciaba los buenos envíos de Rodrigo e incluso obstaculizaba los disparos de su compañero.

Cuando parecía que el partido daba un vuelco, el Chelsea encontró otra vez la forma de hacer daño, sobre todo a través de Willian. El brasileño dispuso de tres antes del descanso. Un disparo desde fuera del área raso, desviado y dos mano a mano, uno lo desperdició por arriba y el otro se lo sacó con una gran mano Cillessen.

Resistencia y victoria

El dominio en la segunda parte se repartió mucho más. Los ‘blues’ tocaban más la pelota, pero la sensación de que el Valencia necesitaba poco para llegar a la frontal siempre estaba presente. Gameiro dispuso de una gran oportunidad a la salida de un córner, pero su disparo, completamente desmarcado, lo envió demasiado arriba.

La réplica del Chelsea fue una falta de Marcos Alonso, que volvió a convertir a Cillessen en el seguro de su equipo, con una mano abajo que evitó el primero del Chelsea.

Y el ejercicio de resistencia iba a tener su premio. Una falta lejana a la que se aproximó Parejo. El Chelsea esperaba un balón al segundo palo, pero el centrocampista español la puso al primero, donde Rodrigo apareció para enganchar y batir a Kepa.

Comenzó el acoso del Chelsea. Llegada tras llegada que se saldó con la jugada polémica del encuentro. Un remate de Tomori a la salida de un córner que tocó en la mano de Wass. El colegiado dejó seguir, pero llegó el VAR. Lo revisó y lo dio.

Hubo una pequeña discusión entre Barkley y Willian para tirarlo y finalmente fue el inglés. Lo lanzó al larguero.

La suerte también estaba con el Valencia, que logró aguantar el resultado y salir con los tres puntos de Stamford Bridge. Tres puntos de oro en el escenario más complicado del grupo. Los tres primeros puntos de Celades y los tres primeros puntos para empezar a olvidar el pasado y encarar el futuro.

CHELSEA 0-1 VALENCIA

CHELSEA: Kepa; Azpilicueta, Tomori, Christensen, Zouma (Giroud, min.73), Marcos Alonso; Kovacic (Barkley, min.79), Jorginho; Mount (Pedro, min.15), Willian y Abraham.

VALENCIA: Cillessen; Wass, Garay, Paulista, Gayá; Coquelin, Parejo, Kondogbia, Cheryshev (Diakhaby, min.92); Gameiro (Maxi Gómez, min.70) y Rodrigo (Lee Kanghin, min.90).

ÁRBITRO: Cüneyt Çakir (Turquía). Amonestó a Jorginho y Giroud por parte del Chelsea; y a Coquelin por parte del Valencia.

GOL

0-1, min.75, Rodrigo.