Ramos gana otro maratón y lleva a España a cuartos

La ‘Armada’ se enfrentará a Alemania tras superar a una ‘descabezada’ Gran Bretaña

29
Albert Ramos celebra su triunfo ante el sorprendente Cameron Norrie para dar a España el pase a cuartos de la Davis.
Albert Ramos celebra su triunfo ante el sorprendente Cameron Norrie para dar a España el pase a cuartos de la Davis. / EFE
Publicidad

Albert Ramos se impuso en un maratoniano partido (7-6[4], 2-6, 7-6[4] y 6-2) al sorprendente Cameron Norrie en el cuarto punto de la eliminatoria de Copa Davis ante Gran Bretaña para poner el definitivo 3-1 y cerrar el pase a cuartos de final, ronda en la que España se medirá a Alemania.

El jugador de Mataró fue el protagonista de un partido tan lleno de emoción como de alternativas, característico de la Copa Davis. El español fue capaz de doblegar a Norrie, gran revelación de la eliminatoria, que tras ganar a Roberto Bautista el viernes puso las cosas muy complicadas en el cuarto y definitivo punto.

El contundente inicio de Ramos —4-0 en el primer set— no permitía vislumbrar la batalla a cara de perro que se produciría sobre la arcilla del Club de Tenis Puente Romano de Marbella. El jugador de las islas, especialista en remontadas, consiguió equilibrar la contienda, salvando dos bolas de set y forzando el ‘tie-break’. Allí, el catalán aguantó mejor la presión para adelantar a la ‘Armada’ en el partido.

Lejos de venirse abajo, Norrie se rehizo en la segunda manga, subiendo el nivel y aprovechando las dudas del local para apuntarse el segundo parcial por un claro 6-2.

Con las espadas en todo lo alto, el partido alcanzó su climax en el tercer parcial. Los puntos espectaculares se sucedían en ambos lados de la pista, la grada enloquecía y la tensión crecía por momentos. El espectacular tercer set solo podía dirimirse en una nueva muerte súbita, en la que el británico acusó la falta de experiencia y el esfuerzo de toda la eliminatoria.

Las alternativas desaparecieron tras ese segundo ‘tie-break’, y aunque el británico no tiró la toalla hasta el final, Ramos puso la directa para cerrar por 7-6(4), 2-6, 7-6(4) y 6-2 en casi cuatro horas de partido.

La victoria de Albert Ramos decantó la eliminatoria del lado español (3-1) y le da a la ‘Armada’ el billete para los cuartos de final. Allí España recibirá en el mes de abril a Alemania, que se deshizo (1-3) del combinado australiano después de que Alexander Zverev pasase por encima de Kyrgios en el cuarto punto de la eliminatoria estrella de la primera ronda.

Tras una primera jornada en la que Zverev y Kyrgios cumplieron con su condición de números uno, la dupla teutona formada por Tim-Puetz y Jan-Lennard Struff se imponía en el dobles para poner por delante a los visitantes. La eliminatoria la cerró el propio Zverev, que no dio opciones a Kyrgios, al que derrotó en sets corridos.

Fognini, héroe incansable

También sacó su eliminatoria adelante Italia, encabezados por un Fabio Fognini heroico. El de San Remo participó en los tres puntos de la victoria ante Japón (3-1), acumulando un total de 15 sets y casi 12 horas en pista.

Los transalpinos recibirán en cuartos a Francia, que se impuso a Holanda. Los neerlandeses golpearon primero por medio de Thiemo de Bakker, pero Gasquet y la potente pareja Mahut-Herbert le dieron la vuelta para que Adrian Mannarino pusiese ante Robin Haase el 3-1 definitivo.

Kazajistán fue uno de los primeros equipos en sellar su pase ante una Suiza muy debilitada sin Federer y Wawrinka. Dmitry Popko y Mikhail Kukushkin derrotaron a Henri Laaksonen y Adrian Bodmer, y Khabibulin y Nedoyesov sentenciaron ante Huesler y Margaroli en el dobles. Ya sin nada en juego, la eliminatoria terminó 4-1 tras los partidos del domingo.

Croacia, que volverá a jugar en casa, será el rival de Kazajistán en cuartos. Borna Coric lideró a los suyos en la tierra batida croata, sumando los dos puntos de individuales y haciendo buena la victoria de Cilic y Dodig en el dobles para superar por 3-1 a Canadá.

Estados Unidos cumplió el trámite en su visita a Serbia, y cerró la eliminatoria (3-1) tras las victorias de Sam Querrey y John Isner ante Djere y Lajovic en los individuales del viernes, y de Harrison y Johnson ante Milojevic y Zekic en el dobles. Krstin derrotó a Johnson en el cuarto e intrascedente punto.

Por último, Bélgica arrancó con buen pie su camino hacia la tercera final en cuatro años tras derrotar (3-1) a Hungría. La sorpresa húngara de Balazs y Fucsovics en el dobles fue sofocada por Goffin, que cumplió con los dos puntos de individuales. Ruben Bemelmans sumó el tercer punto para medirse a Estados Unidos como visitante.