Peter Lim despide a Marcelino tres días antes de ir al Camp Nou

Celades llega al banquillo de un Valencia lleno de incertidumbres

1
Albert Celades, en su presentación como entrenador del Valencia. / EFE
Publicidad

El Valencia anunció ayer el despido de su entrenador Marcelino García Toral a tan solo tres días de jugar frente al FC Barcelona en el Camp Nou, una decisión que vuelve a generar en la incertidumbre al club che, que se encomienda ahora a Albert Celades.

“El Valencia CF ha comunicado este miércoles a Marcelino García Toral su cese como entrenador del primer equipo. El club quiere agradecer su trabajo y dedicación durante su etapa en nuestra entidad y desearle los mayores éxitos para el futuro”, se limitó a anunciar la entidad.

Poco después, el Valencia confirmó la llegada de Celades, en lo que será su primera gran experiencia a nivel de club, como relevo hasta el 30 de junio de 2021. El club no precisó los motivos del cese del técnico asturiano, que tenía contrato hasta el 30 de junio de 2020 y cuyo trabajo había sido clave para que el Valencia volviese a pelear por los puestos importantes en la Liga, pero un más que posible desencuentro con la propiedad, personificada en Peter Lim, dueño del equipo, podría ser la causa.

Después de vivir una de las mejores temporadas de los últimos años, con la conquista de la Copa del Rey ante el Barcelona, el primer título en más de diez años para el club che, la pretemporada valencianista ha estado marcada por las turbulencias.

Primero, el director general, Mateu Alemany, estuvo cerca de dejar la entidad por desavenencias a la hora de conformar el proyecto con el multimillonario singapurense, pero finalmente todas las partes lograron ‘apagar el incendio’, aunque la planificación deportiva se vio resentida para cierto disgusto de un Marcelino, del que se rumoreó que se habría ido también en caso de marcha del directivo balear y que acató con cierta resignación las directrices de Lim.

Los fichajes llegaron con cuentagotas y a poco de empezar la Liga Santander, el Valencia volvió a agitarse con la posible marcha de una de sus piezas claves, el delantero Rodrigo Moreno, que llegó a tener casi los dos pies en el Atlético, tal y como reconoció el técnico de Villaviciosa, y con el visto bueno del dueño.

Vuelta a las dudas

Ahora, aunque el ambiente parecía calmado y el equipo había logrado su primera victoria liguera ante el Mallorca tras sumar solo un punto en las dos primeras jornadas, el conjunto levantino decide tomar un nuevo riesgo prescindiendo del que ha sido su gran valedor en las dos últimas campañas.

Marcelino llegó a Paterna en el verano de 2017 después de que el Valencia hubiese vivido dos campañas nefastas en las que tuvo cuatro inquilinos en el banquillo (Gary Neville, Pako Ayestarán, Cesare Prandelli y ‘Voro’) tras el despido iniciada la 2015-16 de Nuno Espírito Santo.

El método del entrenador asturiano funcionó y el equipo volvió a tener protagonismo, consiguiendo finalizar cuarto en las dos últimas temporadas, con mención especial para el título copero del pasado 25 de mayo logrado ante el Barça. Además, el pasado año alcanzó también las semifinales de la Liga Europa, donde fue eliminado por el Arsenal de Unai Emery.