Nadal abandona antes de su semifinal por un dolor abdominal

El balear, que el lunes recuperará el número uno de la ATP, alarga su mala suerte en el Masters de París • Djokovic y Shapovalov jugarán la final

19
Rafa Nadal, en rueda de prensa tras confirmarse su abandono. / EFE
Publicidad

París se relamía con un nuevo choque entre Rafael Nadal y Novak Djokovic, el número 56 del duelo más prolífico de la historia del tenis, pero el físico volvió a abandonar al español, obligado a retirarse antes de las semifinales y que compromete la defensa del número 1 del mundo que recuperará mañana lunes.

Un dolor abdominal sentido en el entrenamiento matutino, no demasiado intenso pero sí lo suficiente como para aconsejar prudencia en el físico de un tenista de 33 años obsesionado por alargar al máximo su carrera, le llevó a bajarse minutos antes de afrontar su duelo contra el joven canadiense Denis Shapovalov, que a sus 20 años disputará su primera final de un Masters 1.000 ante el todavía número uno del mundo.

Antes, Djokovic había hecho su parte, una victoria quirúrgica ante el búlgaro Grigor Dimitrov, un tenista que llegaba en buena forma, pero insuficiente para derrotar al serbio, en clara progresión ascendente esta semana.

Pero no habrá nuevo duelo entre ambos. Nadal firmó otro drama en el rosario de lesiones que ha sido su extensa carrera, encumbrada de trofeos pero también de golpes físicos.

El español se aferró a un torneo que venía jugando a un gran nivel, apoyado en un eficaz servicio que le permitió alcanzar las semifinales por cuarta vez, con una determinación renovada para ganar bajo techo, algo poco frecuente para el mallorquín.

Se sometió a dos resonancias magnéticas, que no fueron concluyentes en incluso se probó unos minutos antes de empezar su partido. Pero el dolor seguía ahí, sobre todo al sacar, demasiado riesgo para lo que resta de año, para lo que resta de carrera. Los médicos le recomendaron prudencia y acabó por aceptar.

“No era un dolor insoportable, pero hay un gran riesgo de empeorarlo”, afirmó el jugador, que todavía no sabe si la lesión le privará de las Finales ATP de Londres, que comienzan el próximo día 10, y de la Copa Davis, una semana más tarde.

Hasta 9 veces desde 2006 se ha visto incapacitado de completar el torneo de París, la misma ciudad que más alegrías le ha dado en el otro torneo que organiza. El año pasado también tuvo unos problemas abdominales que le impidieron comenzar el su participación.

Los próximos días dirán si esos problemas le permite defender el número 1 en Londres.