Mads Pedersen se presenta y hereda el arcoíris de Valverde

El joven ciclista holandés da la sorpresa tras más de seis horas bajo la lluvia al ganar a Trentin al esprint • El campeón español abandona

1
Mads Pedersen celebra su triunfo en el Mundial de Yorkshire. / EFE
Publicidad

El ciclista danés Mads Pedersen se ha proclamado este domingo campeón del mundo de ciclismo en ruta en los Mundiales de Ciclismo en Carretera que se están disputando en Yorkshire (Inglaterra) y recoge el cetro del español Alejandro Valverde, ganador el año pasado y que tuvo que abandonar en el kilómetro 170 tras sucumbir a las duras condiciones climatológicas que presentó el trazado británico.

Barro, lluvia y frío recibieron a los corredores en una jornada que ya empezó con sorpresas; una hora antes del comienzo de la prueba, la organización anunciaba que el mal tiempo y el peligro de desprendimientos en carretera obligaba a recortar el recorrido de 285 a 261 kilómetros, además de descartar dos de las tres ascensiones previstas.

Sin embargo, nadie esperaba la escabechina de una cita que castigó en exceso a los ciclistas. Al poco de iniciarse la prueba, el ecuatoriano Richard Carapaz, ganador del pasado Giro de Italia, el esloveno Jan Polanc y el alemán Jonas Koch trataban de escaparse del pelotón, a los que se unieron poco después el colombiano del Movistar Nairo Quintana y el esloveno Primoz Roglic, rey de la pasada Vuelta a España.

Los fugados ascendían a once sobre el kilómetro 40, con tres minutos de ventaja sobre el pelotón. Fue entonces cuando la lluvia arreció. Iván García Cortina, con problemas estomacales, fue una de las primeras bajas a 170 kilómetros de meta, pero el mal tiempo se cobró todavía más víctimas.

El pelotón dio caza a la escapada al poco de llegar al circuito de Harrogate, y empezaron a asomar los ‘cadáveres’. Roglic abandonó a algo más de 100 kilómetros, y poco después lo hacía el belga Philippe Gilbert, que quedó marcado por una caída a falta de 120 kilómetros que le alejó del grupo. Carapaz, Quintana y la joven promesa belga Remco Evenepoel también dijeron adiós.

Abandono de Alejandro Valverde

Llegó entonces en turno de Valverde, que con síntomas de hipotermia dejaba huérfano de líder al conjunto español, que más tarde se quedaría también sin José Joaquín Rojas, Jonathan Castroviejo y Luis León Sánchez. Solo Imanol Erviti, Marc Soler y los hermanos Ion y Gorka Izagirre consiguieron resistir.

Las circunstancias dejaban un panorama atípico que coronaría a un nuevo campeón. En cabeza, asomaba un cuarteto inesperado antes del inicio de la jornada; el danés Mads Pedersen, el holandés Mike Teunissen -que poco después se quedaría descolgado-, el italiano Gianni Moscon y el suizo Stefan Küng eran atrapados a 30 kilómetros de meta por el neerlandés Mathieu van der Poel y el transalpino Matteo Trentin.

En ese quinteto estaría la victoria. A 12 kilómetros de la llegada se quedó Van der Poel, y a falta de cinco lo hacía Moscon. El trío de escapados aguantó fuerte y el triunfo se decidiría al esprint; contra todo pronóstico y ante la sorpresa general, el corredor del Trek-Segafredo superó a Trentin para convertirse, a sus 23 años, en campeón del mundo y vestirse el maillot arcoíris. La plata fue para el italiano y el bronce, para Küng.

Por su parte, Gorka Izagirre fue el mejor de los españoles al terminar en una meritoria novena posición, mientras que su hermano Ion fue decimosexto.