Madrazo resurge y sorprende en Javalambre y López es el nuevo líder

El ciclista cántabro consigue imponerse a sus compañeros tras una milagrosa recuperación

15
El ciclista cántabro del equipo Burgos-BH Ángel Madrazo celebra su victoria de etapa en la meta de Javalambre. / EFE
Publicidad

El ciclista español Ángel Madrazo ganó ayer la quinta etapa de la Vuelta a España, disputada entre L’Eliana y el Observatorio Astrofísico de Javalambre sobre 170,7 kilómetros, en un final inédito en el que sorprendió a sus dos compañeros de fuga, resurgiendo en los metros finales, mientras que Miguel Ángel López es el nuevo líder de la general.

Madrazo, que gana su primera etapa en una grande y se confirma como rey de la montaña, parecía sufrir más que su compañero en el Burgos BH Jetse Bol y que el español José Herrada y se quedó cortado varias veces. No obstante, Herrada optó por no atacar y por no querer gastar viendo que Bol le seguía a rueda. Ello hizo que Madrazo se recuperara, llegara a ellos y atacara sin piedad ni respuesta alguna.

Estuvo cerca de irse al suelo tras ser atropellado por su propio coche (y cerca de llevarse por delante a Herrada al perder el control de su bici) pero Madrazo superó todas las adversidades. Se desfondó en el Puerto de Alcublas (2ª) y en el Alto de Fuente de Rubielos (3ª) para sumar unos puntos que le garantizaban seguir como líder de la montaña, pero no tuvo suficiente con eso.

Pese a quedarse cortado varias veces, no se dejó ir y al final tuvo premio doble; maillot y etapa. Estuvo todo el día en la fuga, como Bol y como Herrada, pero se dejó más energía en ese empeño en coronar primero y en trabajar más que Bol. El holandés, no obstante, entró segundo y celebrando el triunfo de un Madrazo que sorprendió y, entre lloros, celebró su gran triunfo a sus 31 años.

Aunque ello fue gracias al conformismo del pelotón, que hizo que la escapada del día, que parecía que iba a ser fugaz, se consolidara y pudiera jugarse el triunfo de etapa. De forma inesperada, llegaron con casi siete minutos al pie de Javalambre y con la presión de tener que pugnar por la victoria, la misma que no supo gestionar Herrada.

Por detrás, los más valientes fueron Alejandro Valverde y Miguel Ángel López, con ataques que movieron el avispero. El colombiano del Astana abrió hueco y por detrás Valverde y Primoz Roglic entraron a 12 segundos, lo que sumado al ‘pinchazo’ del anterior líder Nicolas Roche hace que López sea el nuevo hombre de rojo.

Los últimos cinco kilómetros sirvieron para que Astana, EF-Education First o el Team Jumbo-Visma cambiaran el ritmo en el gran grupo y fueron seleccionando la carrera. Pero fue un veterano, todo un campeón del mundo como Alejandro Valverde (Movistar) quien, a 3,1 kilómetros de la meta para los de cabeza, arrancó. Lo hizo con fuerza y se llevó con él a Primoz Roglic, Tadej Pogacar y a ‘Superman’ López.

Ahí cedió el hasta ayer líder Nicolas Roche, pero también su jefe de filas en el equipo Wilco Keldermann, y hombre importantes como Rigoberto Urán, Rafal Majka o Esteban Chaves. Pero Valverde hizo daño hasta a Nairo Quintana, su ‘a priori’ jefe, que fue de menos a más pero llegó a meta con casi un minuto perdido respecto al ‘Bala’ y Roglic.

Valverde y el esloveno fueron los únicos que llegaron a la inédita, inhóspita e increíblemente dura cima de Javalambre cerca de un López, nuevo líder de la carrera, que atacó con virulencia a 2,3 kilómetros de la cima. Arrancó fuerte, Valverde no pudo ir a por él y Roglic pareció ver bien y a rueda del campeón del mundo. Así, López tiró sin parar y cerca estuvo de llegar al trío de delante, llegando sólo con 47 segundos perdidos respecto a Madrazo, y sacando 12 de ventaja a Valverde y Roglic.

En el pelotón tampoco estuvieron faltos de peligro. Rodando con un ritmo apacible y dejando a la escapada hacer su camino, llegaron las montoneras. En una de ellas, al líder Nicolas Roche le hicieron el ‘afilador’ y él no cayó, pero sí varios de los que le seguían, con casi una veintena de implicados aunque todos pudieron volver al grupo.

Sí aceleraron en las primeras rampas de la subida al Observatorio Astrofísico de Javalambre . Sorprendió el Team INEOS dando ritmo y moviendo al gran grupo, propiciando que los hombres que no se jugaban nada, como los velocistas, se dejaran caer para coger su ‘grupeto’ y su velocidad de crucero. No obstante, no hubo ataques ni continuidad como para poner fin a la escapada.

De cara a hoy, la sexta etapa partirá de Mora de Rubielos y llegará a Ares del Maestrat tras 198,9 kilómetros. Una jornada larga y con cuatro puertos de montaña, incluida una subida final de 7,9 kilómetros al 5 por ciento de pendiente media.