Los problemas a domicilio del Real Madrid se examinan en Belgrado

Los blancos perdieron en Kaunas, Estambul y Múnich y que sitúa al equipo en mitad de tabla

18
El alero argentino del Real Madrid, Gabriel Deck, intenta salvar un balón durante un partido. / EFE
Publicidad

El Stark Arena de Belgrado volverá a poner a prueba hoy (19.00 horas) los problemas a domicilio del Real Madrid, que cuenta por derrotas sus salidas en la presente Euroliga, mala racha que aspira a quebrar ante un Estrella Roja que no figura entre los favoritos, pero que suele crecerse en casa.

Kaunas, Estambul y Múnich ya vieron doblar la rodilla esta temporada al Real Madrid, que ocupa la undécima posición con balance equilibrado (3-3) y sabe que instalarse en zona de ‘playoff’ pasa ineludiblemente por mejorar sus prestaciones lejos de la capital española.

La siguiente parada es Belgrado y un pabellón de dulce recuerdo para el equipo blanco, ya que la última vez que jugó allí, hace un año y medio, conquistó su décima Copa de Europa batiendo en la final al Fenerbahce. A diferencia de aquel día, ahora tendrá a toda la ruidosa hinchada local en contra para un partido que volverán a perderse los interiores Felipe Reyes, Salah Mejri y Trey Thompkins.

Tras un año de ausencia en la máxima competición europea, el Estrella Roja ha vuelto con problemas (2-4), pero fuerte en casa, donde solo ha podido ganar el Barça y han sucumbido el Fenerbahce y el Khimki. Sin un líder claro, se reparten el peso ofensivo veteranos de la competición como Stratos Perperoglou o James Gist junto con Billy Baron, exjugador del UCAM Murcia.

Así, el colectivo es la mayor fortaleza del equipo dirigido por Andrija Gavrilovic, que ascendió a técnico principal hace dos semanas tras la salida de Milan Tomic. Tras pasar como asistente por clubes como Virtus Bolonia, Unicaja o Khimki, el serbio está viviendo el mayor reto de su carrera.

Además, el partido también tendrá un significado especial para Ognjen Kuzmic, que volverá enfrentarse a su anterior club, donde apenas pudo jugar debido a las lesiones. El pívot a buen seguro que recibirá numerosas muestras de afecto de sus antiguos compañeros, ya que el pasado mes de julio sufrió un grave accidente de tráfico que le dejó en coma y del que se ha recuperado muy rápidamente.