La Policía valora que la desaparición de Blanca Fdez Ochoa sea voluntaria

El hallazgo en Cercedilla del coche de la primera mujer española medallista olímpica centra su búsqueda en la sierra de Guadarrama • La familia cree que tuvo que sufrir un accidente

41
El coche de Blanca Fernández Ochoa fue encontrado ayer en un aparcamiento para senderistas en Cercedilla. / EFE
Publicidad

Medio centenar de efectivos buscan por tierra y aire a la medallista olímpica Blanca Fernández Ochoa en la sierra de Guadarrama que ella conoce tan bien, bajo la hipótesis policial de una desaparición voluntaria y no forzada ya que en el coche, encontrado ayer, no se aprecian signos de violencia.

Así lo aseguraron los encargados del operativo de la Policía Nacional, Pedro Herranz y Juan José Bernal, en el aparcamiento de Las Dehesas (Cercedilla) donde se encontró el coche de la exesquiadora y donde se han instalado unas carpas en las que esperan familiares y amigos de Blanca, desaparecida desde el 23 de agosto.

Según los responsables policiales, Blanca pudo haber salido del coche a caminar con dos bastones de senderismo y la familia cree que podría haberse despistado o desorientado.

Herranz insistió en que “aparentemente no hay indicios de riesgo o de que haya sido una desaparición forzada”. A preguntas de los periodistas, reconoció que no hay ningún testigo que la haya visto montarse en otro coche o irse con otra persona.

Adrian Federighi, cuñado de Blanca Fernández Ochoa, afirmó que la deportista desaparecida atravesaba “un buen momento” en los últimos días y “no hay nada raro para sospechar nada”, por lo que manejan como “única hipótesis” que puede haber sufrido un accidente.

En el lugar donde la Policía y organismos de emergencias buscan a la deportista, Federighi dijo a los periodistas que “no es verdad que tuviera un mal momento” y “que podrá tener problemas como todo el mundo, pero que ahora estaba en buen momento, con los hijos volcados con ella”.

Tras la aparición del coche, Federighi afirmó que está seguro “al cien por ciento” de que ella está en la montaña de Cercedilla, que con seguridad “no está acompañada” por ninguna persona y que “la única hipótesis es que haya sufrido un accidente de montaña”.

Después de que la Policía Científica examinase el coche “no hay nada extraño que pueda dar indicios”, dijo Federighi, quien comentó que algunos excursionistas comentaron que el viernes o el sábado no estaba el coche donde lo encontraron.

También dijo el cuñado que Blanca salió de casa el pasado día 24, sábado, después de decir a su familia que “iba a hacer senderismo cuatro días, al norte”.

Y agregó que ella no llevó el móvil, como ha hecho en otras ocasiones, porque es “esquiva a él y a la gente”, y que es “habitual que salga sola”.
Federighi señaló que dentro del coche estaban las chanclas que ella utilizaba para conducir y manifestó estar seguro de que, tras aparcar el coche, ella se calzó unos zapatos para caminar por el monte, el cual —recalcó— “conoce muy bien”.

“Si le ha pasado algo es un accidente”, dijo el familiar.