La meta, más cerca

España logra la primera victoria de su historia en Rumanía (1-2) para dar un paso más hacia la Eurocopa • Ramos y Alcácer marcan antes del agobio final por la roja a Diego Llorente

1
Jordi Alba (dcha) celebra con Sergio Ramos el primer gol de la Selección Española, obra del capitán después de transformar un penalti en la primera parte. / EFE
Publicidad

La Selección Española venció a Rumanía (1-2) en el primer partido de la ‘era Robert Moreno’, un duelo que allana su camino hacia la Eurocopa 2020 y que se tradujo en un excelente homenaje a Luis Enrique tras el trágico fallecimiento de su hija que le ha obligado a dejar el banquillo del combinado nacional.

España ha cambiado de capitán en la nave, pero el estilo sigue siendo innegociable. Una propuesta atractiva, protagonista y dominadora por mucho que el marcador hable de una exigua ventaja. La triple campeona de Europa pudo haber ganado con más claridad si el portero rumano no hubiese estado pletórico en los primeros 45 minutos.

Tatarusanu, meta del Olympique de Lyon, fue el gran protagonista del comienzo. A los 40 segundos desbarató un mano a mano a Paco Alcácer y cinco minutos después tuvo que frenar otro disparo del delantero ‘borusser’. Jordi Alba, al cuarto de hora, también pudo haber marcado en una jugada que le vio aparecer como una exhalación ante la sorpresa rumana.

El lateral culé no acertó a abrir el marcador y tuvo que ser Sergio Ramos el que lograse el 0-1 de penalti. La jugada nació en botas de Ceballos, el más destacado de la selección, al ser pisado en el área local en una acción que no pasó inadvertido para el famoso Aytekin, el árbitro del encuentro. Ramos transformó la pena máxima logrando su octavo gol en los últimos nueve partidos y el vigésimo primero de su carrera con España.

La ventaja no relajó a la campeona del mundo, todo lo contrario. Primero fue Rodrigo con un remate a bocajarro y acto seguido Alcácer volvió a perdonar en el área pequeña. Fabián, con la batuta de líder, también se sumó al festival propuesto por Ceballos, pero no hubo nada que hacer ante la inspiración de Tatarusanu. El rumano se vistió de héroe y guardó con vida las esperanzas del combinado entrenado por Cosmin Contra.

Brillo y oficio

La segunda mitad nació bajo el manto del segundo gol, en esta ocasión tras una gran triangulación que culminó Alcácer. Ceballos hizo magia girando su tobillo, Alba expuso el interior de su bota y el delantero del Borussia sólo tuvo que empujarla. Una obra maestra, ‘made in España’, que recordó tiempos mejores y amplió la renta.

El 0-2 obligó a un último esfuerzo de los rumanos, espoleados por la entrada de Ianis Hagi, el hijo del mítico George Hagi, y Florin Andone, autor del gol que devolvió la vida al encuentro. Los de Moreno no mataron el choque y dejaron respirar a su rival. Andone no tardó en aprovechar la pequeña ‘pájara’ nacional.

El exdelantero del Córdoba y Deportivo ganó la partida a Sergio Ramos y marcó de cabeza el 1-2 a la hora de partido. El tanto inquietó a España, que comenzó a sufrir el resto del choque.

Llorente vio la roja directa en un mano a mano de Puscas, que dio más de un dolor de cabeza a la zaga española, y Kepa se convirtió en salvador con una parada brutal en el minuto 92. Una intervención que terminará definitivamente con el debate en la portería. De Gea se levantó del banquillo para aplaudirle.

Rumanía lo intentó por todos los medios, pero Robert Moreno se resguardó metiendo a Mario Hermoso en los minutos finales. España se encogió en el área, sudó de lo lindo y empañó su gran victoria con el ‘rush’ final del adversario. En cualquier caso, salió vencedora para dedicar su triunfo a Luis Enrique y firmar su quinto triunfo en otros tantos partidos. Viento en popa a toda vela va ‘La Roja’.

RUMANÍA 1-2 ESPAÑA

RUMANÍA: Tatarusanu; Benzar, Nedelcearu, Chiriches, Grigore, Tosca; Deac (Maxim, min.71), Marin, Stanciu (Hagi, min.63); Puscas y Keseru (Andone, min.56).

ESPAÑA: Kepa; Jesús Navas, Sergio Ramos, Llorente, Jordi Alba; Busquets, Saúl, Fabián; Rodrigo (Oyarzabal, min.71), Ceballos (Sarabia, min.77) y Alcácer (Hermoso, min.85).

GOLES

0-1, min.29, Sergio Ramos, de penalti.
0-2, min.47, Alcácer.
1-2, min.59, Andone.

ÁRBITRO: Deniz Aytekin (Alemania). Amonestó con tarjeta amarilla a Sergio Ramos (min.29), Saúl (min.76) y Kepa (min.92) en la selección española y a Marin (min.31) en Rumanía. Expulsó a Llorente por roja directa en el minuto 79.

ESTADIO: Nacional de Bucarest. 55.000 espectadores.

INCIDENCIAS: Antes del partido se guardó un minuto de silencio por Xana Martínez, la hija pequeña de Luis Enrique, fallecida recientemente.