El piloto italiano de MotoGP Andrea Iannone espera hacer un buen trabajo el próximo domingo en Australia.
El piloto italiano de MotoGP Andrea Iannone espera hacer un buen trabajo el próximo domingo en Australia. / efe

El piloto italiano Andrea Iannone (Suzuki), el español Arón Canet (Estrella Galicia 0,0) y el sudafricano Brad Binder (KTM) marcaron los mejores tiempos de los entrenamientos libres de ayer de las categorías de MotoGP, Moto2 y Moto3 respectivamente del Gran Premio de Australia, decimoséptima prueba del calendario del Mundial. En la categoría ‘reina’ se notó un tanto que el campeonato ya está decidido y se vivió una jornada igualada que aprovecharon pilotos ‘secundarios’ para dominar la tabla de tiempos y que dejó como nota negativa la grave caída del británico Cal Crutchlow (Honda), que se fracturó la tibia y que podría decir adiós a lo que resta de Mundial.

Así, el ya campeón Marc Márquez (Repsol Honda), que ya había advertido que va a empezar a probar cosas para 2019, concluyó con el séptimo mejor tiempo, a más de medio segundo del mejor registro. El catalán, ya casi como es ‘habitual’ en él, sufrió varios sustos durante la primera tanda, en la que se fue al suelo.

El trazado

El mejor tiempo de ayer correspondió a un Andrea Iannone que suele rendir bien en este trazado de Phillip Island, al igual que la Suzuki. El italiano cerró el día con un crono de 1:29.131, aventajando en 160 milésimas a su compatriota Danilo Petrucci, que fue la mejor Ducati del día.

El ‘top 4’ correspondió al español Maverick Viñales (Yamaha), otro que se siente a gusto en esta pista y que dominó en la sesión matinal, y al también italiano Andrea Dovizioso (Ducati), ambos a más de 200 milésimas de Iannone.

Por otro lado, esta primera toma de contacto dejó el debut con la Desmosedici oficial de Álvaro Bautista. El talaverano, sustituto del lesionado Jorge Lorenzo, sólo pudo ser el decimoquinto mejor tiempo con 1:30.734.

Además, en la categoría de Moto3, el español Jorge Martín (Honda) y el italiano Marco Bezzecchi (KTM), los dos primeros clasificados del Mundial y separados por un punto, comenzaron con fuerza y marcándose bastante de cerca.

El piloto madrileño dominó la tanda matinal, detenida durante dos horas por una bandera roja al haber aceite en la pista, y pudo abrir una brecha de casi medio segundo con su rival, pero este mejoró ostensiblemente en la segunda donde el mejor tiempo fue para el valenciano Arón Canet (Estrella Galicia 0,0) con 1:37.285.