Gasol y Ricky solventan la falta de puntería española

Los de Sergio Scariolo sufren para superar el juego anárquico de Puerto Rico (63-73) y cerrar su presencia en la segunda fase del Mundial

1
Ricky Rubio intenta superar la defensa del puertorriqueño Renaldo Balkman. / EFE
Publicidad

La Selección Española de baloncesto se clasificó ayer para la segunda fase en el Mundial de China tras imponerse en el Guangzhou Gymnasium a Puerto Rico (63-73), un triunfo muy trabajado y cimentado en el liderazgo de Marc Gasol (19 puntos, 7 rebotes) y Ricky Rubio (17 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias).

Igual que ocurrió en su debut ante Túnez, España tuvo que esperar hasta el tercer cuarto para romper el encuentro ante un rival que nunca se rindió y que a falta de dos minutos solo perdía por seis puntos (63-69) gracias a los puntos del exjugador del Estudiantes Gian Clavell (13). Las buenas defensas españolas al final evitaron cualquier conato de sorpresa y convirtieron el partido de mañana ante Irán (14.30 horas) en un trámite sin relevancia clasificatoria, ya que su próximo rival está eliminado.

Frente a un equipo caótico y físico que optó por cerrarse muy atrás en defensa, España se complicó la vida por su nula puntería en el tiro lejano (4/30 en triples) a pesar de que la mayoría de esos lanzamientos fueron liberados. Dos buenos artilleros como Sergio Llull (0/6) y Pau Ribas (0/4) no atinaban. Tuvo que ser Gasol en el juego interior quien rompiera un encuentro que llego casi igualado al descanso (35-36).

El flamante campeón de la NBA exhibió los galones que se le demandan ante la ausencia de su hermano mayor y fue el artífice del acelerón en el tercer cuarto con un parcial de 0-12 en los últimos cuatro minutos que llevó la máxima renta hasta los 14 (43-57, min.30). España parecía respirar tras muchos minutos tensionado por un rival que llegaba hipermotivado después de su gran remontada ante la selección iraní.

La reacción llegó tras una bronca considerable de Sergio Scariolo, que pidió a sus pupilos que se ciñeran a los sistemas y no se dejaran llevar por el juego anárquico de los puertorriqueños, más a gusto cuando el partido se convertía en un correcalles. Equilibrar y finalmente ganar la batalla del rebote (41-37) también ayudó a templar el encuentro y reclinarlo hacia la lógica superioridad española.

Así, el encuentro parecía finiquitado a falta de 6:30 para la conclusión (49-63), pero Puerto Rico se agarró a su particular ‘metralleta’ Clavell, bien conocido en Madrid por su talento tan explosivo como irregular, para llegar con un ápice de esperanza a las jugadas finales. Ricky Rubio, con una canasta algo acrobática, y Gasol desde el tiro libre tuvieron que surgir de nuevo para rematar la faena.

De este modo, España sumó su segunda victoria en el campeonato tras la paliza inicial contra Túnez (101-62) y ahora dispondrá de una última prueba sin ninguna presión con Irán antes de encarar la exigente segunda fase, donde ya sabe que sus rivales serán de mucho mayor relieve: Serbia e Italia.

PUERTO RICO 63-73 ESPAÑA

PUERTO RICO: Browne (11), Huertas (7), Franklin (2), Balkman (6) y Díaz (5) -quinteto inicial- Clavell (13), Pineiro (2), Clemente (2), Collier (6), Mojica (-) y Rodríguez (9).

ESPAÑA: Ricky Rubio (17), Rudy Fernández (5), Claver (7), Juancho Hernangómez (8) y Gasol (19) -quinteto inicial- Llull (9), Willy Hernangómez (-), Colom (2), Oriola (6), Ribas (-) y Rabaseda (-).

PARCIALES: 21-17, 14-19, 10-21 y 18-16.

ÁRBITROS: Weiland (CAN), Poursanidis (GRE) y Boyer (AUS). Eliminado Browne por faltas personales.

PABELLÓN: Guangzhou Gymnasium.