Fallece José Antonio Reyes en un accidente de tráfico

El futbolista de 35 años, que militaba en el Extremadura tras una larga carrera en clubes de primer nivel, se salió de la carretera cuando iba a Utrera • Aplazados al martes los partidos de la Liga 1|2|3

José Antonio Reyes, el día de su regreso al Sevilla tras haber jugado, entre otros clubes, en Real Madrid, Atlético o Arsenal. / EFE
Publicidad

El futbolista José Antonio Reyes y un primo suyo de 23 años fallecieron ayer en un accidente de tráfico en la provincia de Sevilla en el que un tercer acompañante resultó herido grave con quemaduras del 60 por ciento.

Reyes, jugador del Extremadura pero con una trayectoria en el Sevilla, Real Madrid, Arsenal, Benfica o Atlético de Madrid, entre otros, circulaba en un coche a las 11:40 horas por la autovía A-376, de Sevilla a Utrera, a su paso por el término municipal de Alcalá de Guadaira, cuando el vehículo se salió de la calzada en el kilómetro 17 y posteriormente resultó incendiado, según el servicio de Emergencias 112.

Este operativo alertó a los Bomberos, a la Guardia Civil de Tráfico y a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (Epes), que una vez en el lugar confirmaron el fallecimiento de dos personas a causa del accidente, y además un tercer ocupante fue trasladado a un centro hospitalario en estado grave.

Al conocerse el suceso, el Sevilla remitió un mensaje en su cuenta de Twitter: “No podríamos ofrecer una noticia peor. Ha fallecido en accidente de tráfico nuestro querido canterano José Antonio Reyes. Descanse en paz”.

El presidente del Sevilla, José Castro, declaró tras la noticia que “es un día duro por haber perdido a José Antonio Reyes” y lo calificó como “una leyenda del Sevilla” pero “sobre todo, una gran persona”.

El dirigente utrerano, paisano del fallecido, informó de que la capilla ardiente de José Antonio Reyes quedará instalada hoy domingo, entre las 4 de la tarde y las 9 de la noche, en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán.

Conmoción en el fútbol

El fallecimiento del jugador internacional causó un tremendo impacto y la conmoción es absoluta en el mundo deportivo, con lo que compañeros, excompañeros, futbolistas en activo, clubes, instituciones futbolísticas, de otros deportes y ámbitos, rápidamente expresaron su pesar por el luctuoso hecho.

Sergio Ramos, capitán del Real Madrid y también canterano del Sevilla que partió con rumbo al Santiago Bernabéu, aseguró en su cuenta de Twitter que se encuentra “roto. Destrozado”.

Por su parte, la Real Federación Española de Fútbol anunció el aplazamiento de los partidos de la Liga 1|2|3 que debían disputarse hoy a la misma hora que el Cádiz-Extremadura.

El tenista Rafael Nadal también envió desde París un “fuerte abrazo y muchos ánimos a la familia de José Antonio Reyes”, del mismo modo que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. “El deporte español está de luto ante la trágica muerte del futbolista José Antonio Reyes. Sus compañeros y la afición del Extremadura, el Sevilla, el Madrid, el Arsenal o de la Selección lamentan su pérdida. Mi cariño para su familia y amigos”, dijo el jefe en funciones del Ejecutivo en un tuit.

El Ayuntamiento de Utrera ha decretado dos días de luto y sus banderas lucirán a media asta y destacó que Reyes “ha sido una persona muy querida” en esta localidad, a la que ha llevado “siempre por bandera”.

Otro primo, muy grave El otro ocupante del vehículo, Juan Manuel Calderón, también primo de José Antonio Reyes, permanece muy grave en la UCI del hospital Virgen del Rocío de Sevilla al que fue trasladado con quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo. Mientras, los cadáveres del futbolista y su otro primo, Jonathan Reyes, fueron trasladados al Instituto Anatómico de Medicina Legal situado en el tanatorio del barrio sevillano de San Jerónimo.

Según fuentes de la Guardia Civil, por causas que se están investigando el turismo sufrió una salida de vía por el margen derecho, colisionó contra unos bloques de obra tras lo que el vehículo volcó y se incendió.

El accidente tuvo lugar sobre las 11.40 horas en una recta de la citada autovía y no hubo ningún otro vehículo implicado por lo que no se descarta un exceso de velocidad o una distracción.