España pide un comité independiente para revisar el partido ante Bélgica

La Federación detalla los argumentos de la reclamación ante los rectores del rugby europeo y mundial “por el presunto arbitraje intencionadamente parcial” del rumano Iordaschescu

La polémica derrota de España en Bruselas ante Bélgica ha sacudido la opinión pública del rugby mundial.
La polémica derrota de España en Bruselas ante Bélgica ha sacudido la opinión pública del rugby mundial. / EFE
Publicidad

La Federación Española de Rugby (FER) desveló ayer los “argumentos” en los que ha basado la reclamación “por el presunto arbitraje intencionadamente parcial del rumano Vlad Iordaschescu”, durante el trascendental encuentro Bélgica-España por estar en el Mundidal el 8 de marzo, y que terminó con derrota del ‘XV del León’.

La FER explica además que ha solicitado que la investigación corra a cargo de un comité independiente con el fin último de que se repita el partido que abocó a España a una repesca para estar en la cita de Japón del próximo año. “Se ha solicitado que un comité independiente de árbitros (no valdrían aquellos que han participado en el nombramiento y designación de los tres árbitros al estar contaminados) revise la actuación arbitral y de acuerdo con la valoración que hagan se decida por el órgano competente volver a disputar el encuentro Bélgica – España”, apunta la nota.

Antes, la FER detalla los cuatro puntos de una reclamación que espera respuesta por parte de Rugby Europe. “Vulneración del Artículo 2 del Código Ético del Comité Olímpico Internacional (COI) al no respetarse la imparcialidad, objetividad y independencia en el nombramiento de los tres árbitros del encuentro”, reza el primero.

Conflicto de intereses

“Incumplimiento del Artículo 6 del Código Ético del Comité Olímpico Internacional (COI) al haber permitido en estos nombramientos de los árbitros rumanos que aflorara un conflicto de intereses ya que si Bélgica ganaba el encuentro se clasificaba Rumania para el Campeonato del Mundo 2019”, añade.

“Incumplimiento del artículo 6 del Convenio Europeo de Protección de los Derecho Humanos al no haber habido un juez independiente e imparcial en el encuentro. Dos de los tres árbitros tienen vinculación económica y/o salarial con la Federación Rumana de Rugby”, sigue.

“Vulneración de la Regulación 18.1.3 de World Rugby (WR), al poder constituir la actuación del árbitro un claro perjuicio a los intereses e imagen de World Rugby. Este comportamiento está recogido en una prueba documental de video con 19 secuencias de decisiones tomadas por el árbitro que, o bien eran sanciones contra el equipo de España si haber habido infracciones a las reglas del juego o bien eran infracciones del equipo belga que no fueron sancionadas”, termina.