Los jugadores del Real Madrid realizan varios ejercicios durante el entrenamiento del equipo. / EFE
Publicidad

El Real Madrid afrontará hoy (21.00 horas) una primera ‘final’ de Liga de Campeones, a siete meses de la oficial e inesperada a estas alturas de la temporada, en la visita a Estambul para buscar tres puntos obligados ante el Galatasaray y no poner en riesgo su futuro en Europa. La ciudad turca, aunque no en el Ali Sami Yen, acogerá el próximo 30 de mayo la final de la máxima competición continental, pero mucho antes su equipo más laureado ya juega un partido vital para no comprometer sus aspiraciones, un tanto resquebrajadas tras sus dos primeros partidos.

Goleado en el Parque de los Príncipes por el PSG (3-0) e incapaz de batir en el Santiago Bernabéu al Brujas belga (2-2), que llegó a ir ganando hasta el minuto 85, el 13 veces campeón de Europa es colista del Grupo A y no puede esperar más para sumar su primer triunfo ante un rival que intentará aprovechar también la falta de fiabilidad de los madridistas.

El Real Madrid viene de perder su condición de invicto en LaLiga Santander ante el recién ascendido Mallorca, en otra muestra de las dudas que rodean al equipo en este inicio de campaña, aumentadas cuando juega a domicilio.

Perder en el Ali Sami Yen no le eliminaría, pero sí haría saltar definitivamente todas las alarmas y dejaría sin demasiado margen a un equipo que parece ya incluso haber perdido la fórmula para encontrar en la Champions el alivio a sus males. El conjunto madrileño suma tres partidos consecutivos del torneo sin ganar desde que fuese goleado por el Ajax holandés en la vuelta de los octavos de final de la pasada campaña, una racha desconocida para un club ahogado también por las continuas bajas de jugadores claves, algunos de los cuales seguirán sin estar en la ciudad turca de Estambul.

Ni Luka Modric ni Gareth Bale, además de Lucas Vázquez, podrán ser de la partida en esta ‘final’ donde ni siquiera un punto serviría para calmar los revueltos ánimos. En cambio, Zidane sí podrá contar con Toni Kroos, Eden Hazard y Dani Carvajal para buscar una mejor versión de los suyos.

Este trío será, salvo sorpresa, titular en el once que dispondrá el francés, al que las probaturas, algunas obligadas por las bajas, del sábado no le terminaron de funcionar.

El centrocampista alemán debería recuperar su sitio junto a Casemiro y, seguramente, un Valverde que jugó sólo en la segunda mitad, una ausencia motivada quizá también por este partido ante el Galatasaray al que da mucha importancia Zinedine Zidane.
Hazard, baja en Palma por su paternidad, espera celebrar esta alegría ofreciendo su calidad para mejorar el entramado ofensivo madridista para el que faltaría un componente para acompañarle junto a Karim Benzema en la delantera.