La plantilla del Atlético de Madrid se entrena en las instalaciones de la localidad madrileña de Majadahonda. / EFE
Publicidad

El Atlético de Madrid y el Athletic Club, los dos clubes que menos goles encajan de LaLiga Santander, intentarán brillar también en ataque en el Wanda Metropolitano, donde se enfrentarán hoy (21.00 horas/Movistar LaLiga) en un duelo que ambos aspiran a aprovechar para despejar dudas.

Jan Oblak y Unai Simón —junto con Iago Herrerín, que ha jugado un partido— comandarán las mejores defensas de la competición y ambos clubes tan solo han concedido cinco goles después de nueve jornadas. De modo paralelo, este desgaste defensivo se paga al otro lado del campo y también calcan los tantos sumados (8), lo que les convierte en los menos anotadores entre los diez primeros de la clasificación.

Así que las estadísticas no barruntan una tarde goleadora en el Metropolitano, donde el Atlético disputará su tercer encuentro consecutivo tras empatar con el Valencia y superar al Bayer Leverkusen en una victoria clave para caminar hacia las eliminatorias de la Liga de Campeones.

El equipo colchonero quiere aprovechar la suspensión del Clásico, que no se disputará hasta el 18 de diciembre debido a los disturbios en Cataluña, para superar al Real Madrid y empatar provisionalmente con el Barcelona, flamante líder del campeonato de la Liga.

Sin embargo, deberá intentarlo de nuevo con bajas importantes. En defensa sigue fuera Stefan Savic y en el último partido se lesionó José María Giménez, también con un problema muscular por lo que Mario Hermoso se perfila como acompañante de Felipe Monteiro en el centro de la zaga.

Suplencia

En cuanto al ataque, sigue fuera Joao Félix y Morata podría ver premiada con la titularidad su gol ante el Leverkusen, lo que relegaría a Diego Costa a la suplencia.

Ángel Correa también apunta a la alineación, al igual que Vitolo, que se disputa una plaza en la banda con Thomas Lemar. Más segura parece la presencia en la medular del ‘discutido’ Koke, que quiere tornar los pitos en aplausos. Hasta la capital llega un rival peligroso, pero que acumula varios años de sinsabores en campo del Atlético. Su última victorias data de 2011, todavía en el Vicente Calderón, y en las ocho últimas visitas ligueras tan solo ha podido sumar un empate por siete derrotas.

Además, el Athletic tampoco atraviesa su mejor momento. Tras un ilusionante arranque de curso, en el que sumó 11 de 15 puntos posibles para colocarse segundo en la clasificación, encadena cuatro jornadas sin ganar, una racha que ha despertado las primeras dudas en el primer proyecto completo de Gaizka Garitano. La gran asignatura pendiente de los ‘Leones’ es rendir fuera de San Mamés, ya que no conoce la victoria lejos de Bilbao, pero a pesar de todo esto se mantiene octavo en la tabla de la clasificación.