Dispositivo sin precedentes para la búsqueda de Blanca Fernández Ochoa

La exesquiadora fue vista por última vez comprando un día después de su desaparición

1
La Guardia Civil y voluntarios durante el dispositivo de búsqueda de Blanca Fernández Ochoa, desaparecida en Las Dehesas en Cercedilla. / EFE
Publicidad

Un gran dispositivo prosigue la hasta ahora “infructuosa” búsqueda de Blanca Fernández Ochoa, quien fue vista por última vez el 24 de agosto comprando comida en un supermercado, cinco días antes de que la familia denunciara su desaparición, y los investigadores mantienen abiertas “todas las hipótesis”.

Hasta cuatrocientas personas entre miembros de la Policía, Guardia Civil y agentes forestales, además de voluntarios, reanudaron a primera hora de la mañana de ayer en las cercanías de Cercedilla las labores de búsqueda con ayuda de once perros especializados en el que ya es el mayor despliegue organizado en la Comunidad de Madrid para un suceso de este tipo.

Los investigadores mantienen abiertas “muchas vías” sobre la desaparición de Blanca Fernández Ochoa en lugares diferentes a la zona de Cercedilla —en concreto, el aparcamiento de Las Dehesas— en el que se localizó su coche, y han constatado que compró comida en un supermercado el día 24.

Así lo explicó el comisario jefe de la Udyco (Unidad de Drogas y Crimen Organizado) de Madrid, José Antonio Rodríguez San Román, quien aclaró que la familia no sabe nada de ella desde el 23 de agosto, aunque un día después fue grabada por unas cámaras de un centro comercial de la localidad de Pozuelo de Alarcón comprando comida.

La investigación se encuentra bajo secreto de sumario y, según el comisario, está “abierta en muchas otras vías” y se estudian “otras alternativas”. “Están abiertas todas las hipótesis, unas más que otras”, resaltó.

Ayer se completaron las 12 rutas que estaban previstas sin encontrar pistas relevantes, explicó la portavoz de la Guardia Civil Mercedes Martín. Los animales que participan en el operativo recorrieron los caminos y marcaron dos zonas en el Poyal de las Vacas como “viables” de contener el rastro de la exesquiadora, que fue la primera mujer española en conseguir una medalla olímpica, un bronce en Albertville 1992.

Sin embargo, desde la familia de la deportista lamentaron que la búsqueda fuese “totalmente infructuosa”. “Creíamos que hoy iba a ser un buena día. Pasan las horas y no es tan buen día; estamos preocupados”, lamentó en declaraciones a los medios su cuñado, Adrián Federighi.

Según explicó, “no hay nada” sobre el paradero de Fernández Ochoa y no se obtuvieron resultados del rastreo de la zona en la que desapareció. Pese al hallazgo de los perros, Federighi dijo que el rastro se perdió a los pocos metros.

Hoy está previsto que la Guardia Civil coordine otro grupo de entre 80 voluntarios, a los que han pedido que conozcan la zona y vistan adecuadamente para transitar por la montaña. El dispositivo de búsqueda se alargará en el tiempo sin fecha hasta que la zona este totalmente peinada.

Además, la Policía Nacional tiene preparados desde el domingo numerosos drones por si es necesario su uso, ya que estos dispositivos pueden mostrar las zonas más peligrosas e inaccesibles a las que no llegan los helicópteros ni los profesionales que baten la zona de Cercedilla.