Carolina Marín hace historia en su casa

La onubense se proclama campeona de Europa de bádminton por cuarta vez consecutiva

31
Carolina Marín celebra su victoria en el Europeo celebrado en Huelva.
Carolina Marín celebra su victoria en el Europeo celebrado en Huelva. / EFE
Publicidad

Carolina Marín se proclamó campeona de Europa de bádminton después de vencer en la final del torneo disputado en su Huelva natal a la rusa Evgeniya Kosetskaya (25-15, 21-7), por lo que se convierte en la primera mujer en proclamarse en cuatro ocasiones consecutiva campeona continental.

De esta manera, la onubense, de 24 años, conquista su cuarto título continental consecutivo, tras los cosechados en Kazán (Rusia) en 2014, en La Roche-sur-Yon (Francia) en 2016 y en Kolding (Dinamarca) en 2017 —en 2015 no se celebró campeonato al pasar de disputarse de cada año par a de manera anual—.

Con ello, incrementa un envidiable palmarés en el que figuran el oro en los pasados Juegos Olímpicos de Río 2016, los dos Mundiales logrados en Copenhague 2014 y Yakarta 2015, dos Super Series Premier, un All England y un Abierto de Malasia. Además, fue galardonada con el Premio Nacional del Deporte a la mejor deportista (2014) y con la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo (2016).

La final fue casi un paseo para la campeona olímpica, que comenzó con un parcial de 3-0 que le mantendría por delante durante toda la primera manga. Así, la española no permitió concesiones y logró su mayor ventaja en el 16-10 al defender un punto que era claro para la rusa. Con comodidad, solventó la manga por 21-15.

La resistencia de su rival se resintió en el segundo parcial, donde Marín le endosó de inicio un 7-1 que daba muestras de lo que ocurriría a continuación. La diferencia se fue incrementando y, en sólo 35 minutos, la onubense completó la gesta que le hizo entrar en la historia. ‘Puedo porque pienso que puedo’, es su lema vital. Y Marín pudo.

“Todo sale en la pista”

“Lo he dicho muchas veces, cuando disfruto de lo que hago, cuando confío en mí misma y en mi mejor bádminton, al final sale todo en pista. Hoy es uno de esos días”, afirmó la onubense tras la final. Sobre el partido, Marín comentó que ha “disfrutado”. “He jugado muy muy bien, con muy buenas sensaciones, y en la pista nos hemos llevado todos juntos el Campeonato de Europa”, indicó.

“No puedo expresar lo que siento ahora mismo. De hecho, soñaba con este día, con este público, no puedo describir lo que siento. Millones de gracias a todos, espero que hayáis disfrutado todos los días del bádminton, del Europeo, de mi deporte, de mí”, confesó la onubense.

Tras esto, confirmó que “descanso no hay”. “Tengo que prepararme para el Campeonato del Mundo, que es en agosto y vamos a por todas otra vez”, aclaró Marín.