Luis Suárez y Gayá luchan por el balón durante el partido de Liga de esta temporada entre Valencia y Barça. / EFE
Luis Suárez y Gayá luchan por el balón durante el partido de Liga de esta temporada entre Valencia y Barça. / EFE
Publicidad

El cruce entre FC Barcelona y Valencia y el enfrentamiento entre Leganés y Sevilla serán las semifinales de la Copa del Rey, tras el sorteo llevado a cabo el viernes en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, y de ellas saldrán los dos equipos que se disputarán el título.

Los blaugranas, que disputan su octava semifinal consecutiva, jugarán la ida en el Camp Nou a diferencia de las dos anteriores eliminatorias y la vuelta será en Mestalla, que será el escenario que decida la eliminatoria.

En el otro cruce será Butarque quien acoja el partido de ida mientras que el Sevilla jugará la vuelta en el Sánchez Pizjuán ante su afición. Los partidos de ida se disputarán la semana que viene, el 31 de enero y el 1 de febrero, mientras que los duelos de vuelta se jugarán el 7 y 8 de febrero.

El campeón de las tres últimas ediciones ha sido el Barça, que intentará poder defender el título en otra final aunque para ello tenga que eliminar al Valencia de Marcelino García Toral, que pasa por un buen momento de forma y es una de las revelaciones de la temporada teniendo en cuenta sus problemas en la pasada campaña.

Son tres los enfrentamientos recientes entre Barça y Valencia en Copa, siempre en semifinales, pues se vieron las caras en 2008, 2012 y 2016. En esta última ocasión el Barça también abrió el cruce en casa y lo hizo con un abultado 7-0 que sentenció el cruce, saldado con empate en Mestalla (1-1).

En 2012 la cosa estuvo más reñida, con empate en la ida en la capital del Turia (1-1) pero triunfo blaugrana en el Camp Nou por 2-0 con goles de Cesc Fábregas y Xavi, ambos ya fuera del club. Pero en 2008 fue el Valencia quién pasó a la final, hace una década, tras empatar en la ida en Barcelona (1-1) y ganar la vuelta en Mestalla (3-2) con goles de Baraja y de Mata por partida doble.

Los ches llegan a esta semifinal tras ganar la lotería de la tanda de penaltis ante el Alavés, que con la mejora en el juego propiciada por la llegada de Abelardo perdió en Mestalla 2-1 e igualó el cruce en Mendizorroza. Las paradas de Jaume Domènech fueron decisivas para volver a unas semifinales.

Por su parte, el Barça ha lidiado con el Celta y el Espanyol para llegar hasta aquí. Y, en el derbi, sufrió una derrota en la ida en el RCDE Stadium (1-0) que fue la primera en 29 partidos seguidos. No obstante, Luis Suárez y Leo Messi lograron los goles del triunfo (2-0) de la remontada en la vuelta.

La ilusión del Leganés

La otra semifinal la jugarán el Leganés, semifinalista sorpresa de esta Copa, y Sevilla con la ida en Butarque, que podrá volver a vestirse de gala. Será un cruce inédito entre un ‘Lega’ que sigue haciendo historia al llegar tan lejos por primera vez en la competición copera, y ante un conjunto hispalense ganador de 5 Copas, la última en 2010.

El Leganés de Asier Garitano volverá a jugar la ida en casa, y confía en que les vaya tan bien en global como ante el Madrid en los cuartos de final. Perdieron en Butarque ante los de Zinedine Zidane (0-1) pero los pepineros le dieron la vuelta al cruce asaltando el Santiago Bernabéu (1-2) ganándose el preciado billete.

También hizo saltar la sorpresa, aunque no del mismo calibre, el Sevilla de Vincenzo Montella al eliminar al Atlético de Madrid, para muchos el favorito en el cruce de cuartos. Los hispalenses asaltaron el Wanda Metropolitano (1-2) en la ida, remontando el gol inicial de Diego Costa en el 73’ con goles de Jesús Navas y Correa en ocho minutos.

Y en el Sánchez Pizjuán, donde también jugarán la vuelta ante el Leganés, salieron a tope a marcar territorio con el gol en el primer minuto de juego de Sergio Escudero. Pese al empate de Griezmann, el Sevilla logró el triunfo gracias a Éver Banega, que transformó un penalti, y al gol final de un enrachado Pablo Sarabia.