Australia manda a España a Tokio antes de verse en semifinales

El combinado oceánico derrota a República Checa (82-70) para ser el último escollo español hacia la final del Mundial

1
El australiano Jock Landale intenta taponar al checo Ondrej Balvin. / EFE
Publicidad

La selección australiana de baloncesto será el rival este viernes de España en las semifinales del Mundial de China después de imponerse ayer a República Checa (82-70) en el Shanghai Oriental Sports Center, clasificando además a los de Sergio Scariolo para los Juegos Olímpicos de Tokio del año que viene.

Australia se metió en la primera semifinal mundialista de su historia y volverá a topar con la Selección Española, ante la que buscará venganza tras perder hace tres años en la final de consolación de los Juegos Olímpicos de Río (89-88), decidida con un robo de Víctor Claver en los segundos finales.

En el partido más importante de toda su historia, el equipo checo logró aguantar el pulso a su rival durante 25 minutos (43-43), pero vivió un calvario en los últimos cinco minutos del tercer cuarto que liquidó cualquier opción de repetir sorpresa en cuartos, después de las eliminaciones de Estados Unidos y Serbia.

Un parcial de 20-3 liderado por la inspiración en el perímetro de Chris Goulding, que encadenó tres triples, dejó a Australia al borde de la clasificación antes del último cuarto (63-46). Como mérito añadido, el arreón llegó cuando estaba en el banquillo su mejor hombre, Patty Mills.

El base de los San Antonio Spurs, máximo anotador del duelo con 24 puntos, se encargó de controlar el partido en los minutos finales con varias canastas de mucho mérito ante un rival que acabó doblando la rodilla y que tuvo en Patrick Auda, exjugador del Manresa, a su líder ofensivo con 21 tantos.

Tampoco bastó la sensacional dirección de juego de Thomas Satoransky (13 puntos y 13 asistencias), que acabó exhausto ante un adversario con más variedad de recursos, caso del mencionado Goulding (14), Andrew Bogut (10) o Matthew Dellavedova (9), en un día bastante discreto de Joe Ingles.

AUSTRALIA 82-70 REPÚBLICA CHECA

AUSTRALIA: Mills (24), Dellavedova (9), Ingles (6), Landale (7) y Baynes (6) -quinteto inicial- Bogut (10), Goulding (14), Kay (4) y Creek (2).

REPÚBLICA CHECA: Satoransky (13), Bohacik (8), Hruban (2), Kriz (4) y Balvín (-) -quinteto inicial- Auda (21), Pumprla (10), Peterka (7) y Schilb (5).

PARCIALES: 17-17, 16-13, 30-18 y 19-22.

ÁRBITROS: Vázquez (PRI), Zurapovic (BIH) y Kallio (CAN). Sin eliminados.

PABELLÓN: Shanghai Oriental Sports Center.