El Atlético aplasta la resistencia del Celta (3-0)

Griezmann mantiene vivo el sueño con gol y asistencia a Vitolo para seguir a ocho puntos del Barça • Correa pone la sentencia

19
Griezmann celebra con Correa el tercer tanto del Atlético, obra del argentino.
Griezmann celebra con Correa el tercer tanto del Atlético, obra del argentino. / EFE
Publicidad

El Atlético de Madrid venció (3-0) al Celta de Vigo gracias a un tanto de Griezmann al borde del descanso y una asistencia a Vitolo en el inicio de la segunda mitad que desequilibró un duelo igualado y en el que los rojiblancos sumaron su décima victoria en los últimos once partidos entre todas las competiciones para seguir la estela del líder Barcelona, a ocho puntos.

La ovación de la hinchada al francés antes de la contienda, mientras recibía el trofeo a mejor jugador del mes de febrero de la Liga, fue el anticipo de la que recibió al borde del descanso, cuando el galo abrió el marcador en un primer tiempo igualado, tenso y con ocasiones para ambos equipos.

La alta presión inicial de los de Diego Pablo Simeone dificultó el arranque del conjunto vigués, que tardó en asentarse sobre el césped del Wanda Metropolitano y concedió llegadas en los primeros minutos. En este comienzo, Sime Vrsaljko en el carril diestro y los balones directos sobre Diego Costa lideraron los primeros acercamientos locales a la meta defendida por Rubén Blanco.

Sin embargo, los colchoneros no dispusieron del acierto necesario para obligar a intervenir al guardameta celtista. Con el paso de los minutos, los de Juan Carlos Unzué consiguieron alejar de su área el juego, dando lugar a una primera mitad en la que ambos equipos trataron de juntar líneas defensivas y generar contragolpes.

En ataque estático, Vrsaljko siguió acumulando subidas por su perfil, destacando en un conjunto local paciente. En el bando contrario, Emre Mor hacía sufrir al croata con sus conducciones y su capacidad para superar rivales en carrera, mientras Iago Aspas encontraba dificultades para conectar con un Maxi Gómez limitado por el marcaje de Diego Godín y José María Giménez.

En este contexto y a balón parado llegaron las ocasiones más peligrosas del partido, mientras los porteros de ambos clubes se limitaban a ser meros observadores del choque. Sergi Gómez y Aspas tuvieron las más claras de los gallegos, pero el desempeño defensivo y el desacierto evitaron que se convirtieran en gol.

El gol habla francés

No fue así en el otro área, donde Griezmann aprovechó una prolongación de Giménez en un saque de esquina para certificar su gran momento. El francés recogió el balón en la esquina del área pequeña para desequilibrar el partido con un disparo a la escuadra que supuso su octavo gol en las últimas cuatro jornadas ligueras.

La segunda mitad arrancó mucho más abierta y con ocasiones para ambas partes. La fortuna condenó al Celta, que se topó con el poste en un remate de Radoja tras un centro de Emre Mor instantes antes del segundo tanto rojiblanco. De nuevo, Griezmann apareció para hacer daño a su rival y filtró un pase para que Vitolo picara el balón ante la salida de Rubén.

El canario se marchó aplaudido por la afición poco después y, precisamente su sustituto, Ángel Correa, sentenció el partido pasada la hora de juego, batiendo con un disparo cruzado al meta celtista. La ventaja de tres goles convirtieron el choque momentáneamente en un monólogo de llegadas locales contra un plantel visitante abatido que apenas pudo forzar a intervenir Jan Oblak, en su vuelta de lesión, y que vio alejarse el tren de la lucha por la Europa League.

Con el pitido final, los de Unzué sumaron su cuarta derrota a domicilio consecutiva contra un rival que se les atraganta y al que únicamente han vencido una vez en la ‘era Simeone’, mientras que los colchoneros volvieron a la senda de la victoria tras caer en el Camp Nou para seguir soñando con una Liga que comanda el Barça con ocho puntos de renta.

ATLÉTICO DE MADRID 3-0 CELTA

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Vrsaljko, Godín, Giménez, Lucas; Koke, Saúl, Gabi, Vitolo (Correa, min.59); Griezmann (Gameiro, min.69) y Diego Costa (Torres, min.79).

CELTA DE VIGO: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Sergi Gómez (Cabral, min.77), Roncaglia, Jonny; Radoja (Brais Méndez, min.66), Lobotka, Pablo Hernández; Emre Mor, Iago Aspas (Lucas Boyé, min.72) y Maxi Gómez.

GOLES

1-0, min.44, Griezmann.
2-0, min.56, Vitolo.
3-0, min.63, Correa.

ÁRBITRO: Alberola Rojas (Comité manchego). Amonestó a Saúl por parte del Atlético. Y a Iago Aspas y Sergi Gómez en el Celta.

ESTADIO: Wanda Metropolitano, 55.076 espectadores.