Alonso desafía a la nieve en Montmeló

El asturiano aprovecha una sesión de mínima actividad marcada por el temporal para buscar sensaciones con el nuevo McLaren

36
Montmeló amaneció cubierno de nieve y retrasó el inicio de la sesión.
Montmeló amaneció cubierno de nieve y retrasó el inicio de la sesión. / EFE
Publicidad

Fernando Alonso (McLaren) fue el único de los diez pilotos que debían rodar ayer en el Circuito de Barcelona-Cataluña, en la tercera jornada de test oficiales de pretemporada, que desafió a la nieve primero y a la lluvia después para dar once vueltas y firmar, así, el único y mejor tiempo con 2:18.545.

Alonso fue el primero en salir a rodar, y el único que no se limitó a hacer vueltas de instalación o pruebas de boxes, así como ensayos de salida. El asturiano se atrevió a hacer ‘snowboard’ con su McLaren, calzando neumáticos de lluvia extrema, y acabó con esas once vueltas en su haber un 2:18.545 en su último giro.

Con casi un minuto más por vuelta que lo registrado el martes, por ejemplo, Alonso no fue a buscar tiempo, que era más que imposible, sino sensaciones y hacer pruebas para, por lo menos, no tirar el día entero por la borda.

Sólo Daniel Ricciardo (Red Bull), Marcus Ericsson (Sauber), Robert Kubica (Williams) y Brendon Hartley (Toro Rosso) acompañaron parcialmente al asturiano, pero dando únicamente vueltas no cronometradas. Dos para el australiano de Red Bull y una para cada uno del resto de atrevidos.

Ni Kimi Raikkonen (Ferrari), Sergio Pérez (Force India), Romain Grosjean (Haas), Lewis Hamilton (Mercedes) ni Nico Hulkenberg (Renault) salieron siquiera a pista. Una jornada perdida para ellos, después de que no hubiera acuerdo unánime entre las escuderías para suspender esta jornada y trasladarla a mañana, cuando hay previsión de mejor tiempo y mayor temperatura.