El Viveros Herol Nava celebró ayer el primero de los muchos entrenamientos que la plantilla más internacional de la historia del club segoviano realizará a lo largo de una temporada, la tercera en la Liga Sacyr Asobal, en la que el club confía en que no le salgan más canas a sus aficionados por el sufrimiento de no saber si se podrá mantener la categoría.

Antes, y como es ‘tradición’ en la entidad navera, los aficionados pudieron acudir a la presentación oficial de las nuevas incorporaciones, cinco en total, que en un perfecto inglés, salvo el gallego Gonzalo Carró, señalaron su satisfacción por llegar al Balonmano Nava, sus ganas de progresar en una liga tan competitiva como la española… y la mucha ‘culpa’ que tiene Zupo Equisoain de haber convencido a los jugadores de recalar en Nava de la Asunción en lugar de en otras ciudades cuyos equipos también les habían realizado una buena oferta.

Todos salvo Carró

Y es que, salvando Gonzalo Carró, cuyo fichaje se acordó con el conjunto navero antes de la llegada de Zupo, en cuanto Darío Ajo comunicó a la directiva su intención de retirarse del balonmano, el resto de las incorporaciones han sido elegidas por el técnico “porque son buenos jugadores, y al igual que ellos han pedido informes a otros compañeros acerca de lo que es el Balonmano Nava, nosotros también los hemos pedido, y hemos comprobado que se ajustaban a nuestras necesidades y que se pueden adaptar muy bien al vestuario, algo fundamental”.

Junto con Gonzalo Carró, el bosnio Haris Pleh, el eslovaco Jakub Prokop y el griego Chrysanthos Tsanaxidis mostraron su gran disposición a ponerse a las órdenes de Zupo para adaptarse cuanto antes y realizar una buena campaña, aunque el aplauso de los aficionados se lo llevó el serbio Borivoje Djukic, que saludó a los presentes con unas palabras en castellano que hicieron ver el esfuerzo del jugador por agradar. Para el resto de las declaraciones, la traducción del inglés al español funcionó a la perfección.

Cinco, o seis, partidos

Seis semanas de pretemporada con sesiones de mañana y tarde, “y cinco o seis partidos de preparación” avanzó el entrenador navero, tendrá que realizar el equipo antes de afrontar el primer partido de la temporada en casa frente al Cangas “al que debemos llegar preparados para intentar ganar” afirmó Zupo.

El entrenador navarro puso en veinte puntos la barrera para conseguir la permanencia en la categoría, “y tenemos que sumarlos cuanto antes, porque no podemos sufrir tanto como lo hicimos en la pasada campaña” en la que el equipo segoviano logró evitar el descenso en la última jornada. Para ello necesitará armar cuanto antes a un equipo muy de su gusto, aunque siempre se puede mejorar, “pero como no tengo dinero para fichar a Karabatic, me conformo con lo que tengo, que es bueno”.