El segoviano Pedro Rivero, dirigiendo un partido del Alicante. / HLA ALICANTE
Publicidad

Pese a la incertidumbre de estos últimos meses, vuelven las actividades deportivas de verano. El campus de tecnificación de baloncesto que organiza el entrenador del HLA Alicante, Pedro Rivero (Segovia, 1979), será de los primeros encuentros que se celebren en la provincia tras el levantamiento del estado de alarma. A partir del lunes, 29 de junio, comenzará la sexta edición de la escuela de formación, que está dirigida a jóvenes de entre 9 y 18 años que quieran mejorar sus fundamentos técnicos.

Con esta iniciativa, los participantes dispondrán de la posibilidad de realizar entrenamientos de calidad y de preparación durante la época estival. Las sesiones se desarrollarán durante 90 minutos en grupos de diez integrantes, con el objetivo de trabajar los aspectos tácticos y técnicos a nivel individual bajo la supervisión de Rivero. La escuela se prolongará durante tres semanas, entre el lunes y el viernes en horario de 18.00 a 19.30 horas y de 19.30 a 21.00 en la pista polideportiva al aire libre de Tizneros.

La primera semana será del 29 de junio al 3 de julio; la segunda, del 6 al 10; y la tercera, del 13 al 17 de julio. Entre los componentes del equipo técnico que encabeza el propio Rivero, que además dirige el campus ‘Gigantes’ de Torrelavega, estarán Guillermo Miguel, Diego Pascual, Mauro Martín, María Martín. El coste de la actividad para sufragar el gasto de material y monitores es de 50 euros por una semana; 80 por dos; y 100 por las tres.

Para la puesta en marcha, la organización se adapta a las medidas de seguridad e higiene adecuadas para la situación actual. Por ello, los participantes y monitores no podrán haber presentado síntomas de la enfermedad durante al menos 14 días antes al inicio de la actividad. Ante cualquier indicio deberán quedarse en casa. Además, tomará la temperatura al inicio de la actividad; se empleará gel hidroalcohólico en manos antes, durante y después de la actividad; se desinfectarán las puertas de acceso antes de entrar y después de la sesión; y habrá un rollo de papel desechable a disposición de los participantes.

Asimismo, los entrenadores irán con mascarilla y guantes; el aforo estará limitado al 80% de la capacidad de la instalación, se realizarán ejercicios que aseguren la distancia de seguridad de 1,5 metros; y los participantes contarán con un mismo balón durante la sesión. En caso de ejercicios de pase se utilizará un balón previamente desinfectado y que recibirá el mismo tratamiento tras su uso en cada ejercicio.