El capitán del Viveros Herol Nava, Carlos Villagrán, intenta traspasar la defensa del Logroño. / A. MARUGÁN
Publicidad

“Todavía podemos dar un paso más”. Son las palabras del capitán del Viveros Herol Nava, Carlos Villagrán, tras el primer tramo de la temporada. La buena dinámica con la que ha arrancado el cuadro de Dani Gordo en su debut en Asobal le mantiene en la sexta posición. Después de ocho jornadas de campeonato liguero, el plantel de Nava de la Asunción se ha ganado el calificativo de ‘equipo competitivo’ a pulso. Así lo demuestran sus números, que sobresalen por ser el conjunto que más empata -hasta cuatro encuentros ha finalizado en tablas-. El pasado sábado volvió a ganar, frente al Cantabria Sinfín, y ahora se prepara para medirse a dos históricos de la categoría, el Ademar León y el Barcelona, en apenas cinco días.

Villagrán repasa el comienzo de forma realista a medida que paladea cada compromiso en la máxima liga nacional: “Sabemos que se puede mejorar, pero el inicio está siendo muy bueno: estamos compitiendo todos los partidos frente a cualquier rival y llevamos un buen número de puntos -ocho-“. La planificación dispuesta en pretemporada auguraba un arranque propicio, pero el equipo navero parece haber roto cualquier esquema en las primeras jornadas. “La plantilla que tenemos es para luchar por la permanencia con cierta holgura, pero no sabíamos cómo íbamos a asentarnos en la categoría”, comenta el capitán con confianza y siendo objetivo con la exigencia que entraña la Asobal y sabiendo que queda mucho camino por recorrer.

Entre las claves para haber encadenado una regularidad tanto fuera como en casa, explica: “El trabajo diario es el que está dando valor a lo hacemos en la pista. La confianza que tenemos parte de las sesiones semanales y del conjunto que formamos jugadores veteranos con jóvenes. Ahora tenemos que seguir en esa línea y adquirir una madurez que nos permita manejar los tiempos en cada enfrentamiento”.

A nivel personal, asegura que a sus 35 años se encuentra “en plena forma. Puedo jugar al máximo nivel. Lo importante es seguir en esa dinámica y coger experiencia en la categoría para saber cerrar los partidos”.

“La visita del Barcelona será la recompensa al trabajo de tantos años y una fiesta para la afición”

Viernes y martes. León y Barcelona. Dos compromisos de alta envergadura en unos horarios poco habituales para la afición navera. Mañana, viernes, el Viveros Herol se desplaza a tierras leonesas, en un duelo especial para Gordo, que vuelve así a la que un día fue su casa. “León es un mítico del balonmano nacional y europeo”, reconoce Villagrán, y continúa: “Intentaremos ponérselo difícil y jugar con descaro para llegar al final del encuentro con opciones de puntuar. Ya vimos en la Copa de Castilla y León que son un rival sólido atrás y efectivo con balón. No tenemos nada que perder”.

Por otro lado, respecto a la visita del Barcelona el próximo martes, subraya: “Será la recompensa al trabajo de la directiva de tantos años y una fiesta para la afición. Serán dos experiencias muy bonitas. Intentaremos disfrutar todos. La victoria contra Sinfín reforzó el trabajo que venimos haciendo y estamos con confianza”.