Edu controla el balón ante la entrada de un jugador del Gijón. / KAMARERO

El Segosala Segobús confirmó las buenas sensaciones que dejó en la primera jornada de Liga frente al Albense y se sacudió de golpe las pocas dudas que pudo dejar su derrota ‘in extremis’ en tierras salmantinas. El conjunto dirigido por Ángel Zamora se llevó los tres puntos de su duelo frente al Gijón Playas FS La Carbayera tras completar un partido muy sólido que acabó con un 9-1 favorable a los segovianos.

La carta de presentación del conjunto local en el encuentro no pudo ser mejor. Tras una primera ocasión de Edu que acabó en saque de esquina, Marcos irrumpió en el segundo palo para empujar a la red un envío desde la derecha de Javito Antona cuando el cronómetro todavía no había alcanzado los sesenta segundos. Con 1-0 en el electrónico el equipo gijonés trató de responder a través de Adrián, pero la defensa segoviana se mostró muy segura durante todo el encuentro.

Tan solo la presencia en cancha de Magadán inquietó a los defensores locales. El pívot asturiano, más corpulento que los cierres del Segosala, fue un quebradero de cabeza durante la primera parte y el encargado de poner en apuros a Jorge Cárdaba por primera vez en el encuentro. En el minuto 5 no perdonó y tras zafarse de la marca de César, batió por bajo el portero segoviano para devolver las tablas al marcador.

Dominio tras el empate

Con el empate a uno el Segosala se hizo con la manija del encuentro y poco a poco empezó a llegar cada vez con más frecuencia a la portería de Luismi. Pero sin precisión en los últimos metros, fue de nuevo la estrategia del Segosala la fórmula que sirvió a los locales para tomar ventaja en el marcador. En un saque de banda, Julio se escapó de su marca y desde el corazón del área batió a Luismi para hacer el 2-1.

De nuevo por delante en el marcador, esta vez el conjunto dirigido por Ángel Zamora no cedió el control del encuentro al equipo asturiano y pese a la presencia de Magadán en pista era el Segosala el claro dominador del choque. Cada jugada a balón parado era ocasión de peligro para los de casa y tan solo el buen hacer de Luismi bajo palos evitó que Samu, en dos ocasiones, pusiera el tercero de la tarde en el casillero del Segosala.

Jorge Vidal, técnico de los visitantes, quiso romper el ritmo del encuentro de los segovianos y apostó por el juego de cinco cuando todavía restaban más de ocho minutos para el descanso. Le salió bien la jugada en primera instancia, ya que a los locales les costaba volver a manejar la contienda. Pero ante jugadores como Edu, el arriesgar puede salir caro. El ‘seis’ del Segosala apretó a un jugador rival en banda y tras hacerse con el balón, hizo el 3-1 a puerta vacía con el que se llegó al final de los primeros veinte minutos.

El segundo acto comenzó con una buena ocasión del visitante Saúl que solventó con seguridad Cárdaba. El meta segoviano también le ganó la partida a Magadán al poco de comenzar una segunda parte abierta en su tramo inicial, con ocasiones para Edu, Monir, Guille y Álex Rincón bien resueltas por Mario, el portero visitante en la segunda parte.

Cada vez más distancia

Nada pudo hacer el meta del Gijón cuando Javito Antona remató en el segundo palo un pase desde la derecha de Álex Rincón tras jugada individual. Con 4-1 en el marcador, el Gijón lo volvió a intentar con portero-jugador, pero primero Edu y después Monir castigaron las imprecisiones asturianas para poner el 6-1 en el electrónico.

Los visitantes ya no confiaban en la remontada mientras el Segosala quería más. Monir puso la guinda a su debut en la categoría con su segundo tanto de la tarde en una jugada en la que dejó sentado al portero visitante para hacer el 7-1. No se quedó atrás en cuanto a belleza el 8-1 marcado por Guille Postigo. El jugador segoviano se libró de la marca de dos defensas asturianos para picar con sutileza el balón ante la salida de Mario y encontrar el fondo de la portería. A falta de dos minutos para el final, Pablo Portal completó la goleada del Segosala al rematar en el segundo palo una rápida contra.