Un jugador trata de golpear la pelota durante un partido./ E.A.
Publicidad

Continuando con el incesante goteo de aplazamientos de competiciones deportivas por culpa de la crisis sanitaria, ahora le ha tocado a la pelota, después de que la Federación Internacional tomara la decisión de aplazar hasta el año 2021 la celebración del duodécimo campeonato del mundo de pelota para la categoría sub-22 que iban a acoger las localidades de Vallelado de Íscar para el año en curso, aunque todavía no se había establecido una fecha definitiva.

La medida forma parte de un conjunto de aplazamientos de competiciones de pelota, puesto que la Federación Internacional ha decidido cancelar todos los eventos del calendario deportivo previsto para 2020, entre los que se encontraban dos campeonatos del mundo a celebrar en Cuba y Argentina, más dos pruebas de la Copa del Mundo que iban a tener como sede la ciudad cubana de Cienfuegos y Valencia, clasificatorias para el campeonato del mundo que se celebrará en 2022, que la Federación ha decidido aplazar hasta el año 2023.