El silencio a voces en el grupo VIII de Tercera División es que la Gimnástica Segoviana está a otro nivel. Lo resumía el domingo el técnico de la Arandina en la rueda de prensa posterior a la derrota de su equipo, que tuvo sus opciones y salió goleado (5-1) en La Albuera: “Todo el mundo que conoce este grupo sabe que, si no pasa nada raro, la Segoviana estará el próximo año disfrutando de la Segunda División B”. Los números así lo atestiguan. Nadie en la Tercera División española suma 21 puntos en siete jornadas; el Leganés B, que había ganado sus seis primeros partidos, pinchó este fin de semana. La Segoviana no solo ha firmado el mejor inicio de su historia, sino el mejor inicio de la categoría en toda España.

La Segoviana solo ha estado por detrás en el marcador en 23 minutos de los más de 630 que ha disputado. “Habíamos hablado en la charla que podía ocurrir, pero lo que había que hacer era seguir con el plan y no ponernos nerviosos. Íbamos a generar mucho peligro porque teníamos muy estudiado al rival. Un gol no tenía que desestabilizarnos, sobre todo, pensando en la temporada pasada”, subraya el técnico de la Segoviana, Manu González. En octubre de 2019, su equipo encajó tres goles en cinco minutos ante la Arandina, una derrota que dolió mucho en el vestuario.

González dio por superada la prueba. “Nos puede pasar el sábado que viene contra el Numancia B, pero este equipo me da buenas sensaciones. Le veo con cierto dominio del partido. Nos ha servido estar por detrás para ver la tranquilidad de los jugadores; Rui pidiendo calma, Manu pidiendo serenidad, Dani Arribas echándose el equipo a las espaldas…”

Quedan cosas por pulir. Ante la Arandina, González intervino varias veces con Javi Marcos y Rui para evitar desajustes con Manu. El central segoviano vio la quinta amarilla y no jugará en Soria. “Javi Marcos está haciendo una magnífica temporada”, le reconoció su técnico, como hiciera días atrás con Chrsitian. El portero, que en principio iba a ser suplente ante la llega de Carmona, lesionado, ha encajado dos goles.

Con todo, lo que separa a la Segoviana de otros equipos de la categoría es su poderío ofensivo. Sus 20 goles representan 2,8 dianas por partido, una garantía de victorias. El fondo de armario funciona, con revulsivos como Borao o Borrego, suplente ante la incursión de Calleja como titular. Y Del Castillo se confirma como ese jugador apto para guerrear ante cualquiera. Además, el técnico madrileño agradeció al público su labor. “Hacía mucho tiempo que no veía a La Albuera tan enchufada. Ir perdiendo 1-0 y que la grada levante a los jugadores es digno de mención”.

Suben directamente a Segunda B los dos primeros; la tercera plaza se decide en un play off. La Segoviana, líder, ya adelanta en siete puntos al tercero, el Palencia Cristo. González recoge el vaticinio del técnico de la Arandina. “Yo deseo que la Segoviana esté en Segunda B porque creo que se lo merece, por historia y por apoyo. Pueden pasar muchas cosas. Nosotros de momento estamos en la mejor posición, pero queda mucha liga. Puede haber parones o causas ajenas tipo Covid que nos tengan parados un tiempo. Obviamente, todo el mundo se cambiaría por nosotros, pero queda muchísimo”.

Los seis inicios perfectos en tercera

Hay seis equipos en la Tercera División española que pueden presumir hasta el momento de un inicio perfecto, pero solamente la Segoviana ha ganado siete partidos. Al líder de Castilla y León no solo le salen los resultados, sino el parte médico, ayuda inestimable para que su calendario haya transcurrido hasta la fecha tal y como estaba previsto. El más cercano a la Segoviana es el Diocesano, que lidera uno de los subgrupos extremeños con seis victorias en seis jornadas. El San Fernando, gaditano, ha ganado sus cinco partidos, al igual que el Cayón, un clásico del fútbol cántabro. El San Martín, asturiano, ha ganado sus cuatro encuentros y el filial del Huesca lidera su subgrupo aragonés con nueve puntos en tres partidos jugados. Entre los equipos que ya han tropezado, el Leganés suma 19 puntos de 21 posibles, al igual que el Somozas, gallego, y el Gernika, vasco. El Andratx, balear, suma 18.