d1-2ner-fs-unami
La jugadora del Unami María conduce un balón ante el Chiloeches. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Cinco jornadas restan para que concluya la competición en la Segunda División femenina de fútbol sala, con el Unami colocado en el centro de la tabla, con alguna opción de poder aspirar a elevarse un par de posiciones más, pero realmente con poco que ganar en una liga que se vio lastrada para el equipo de Luis Martín por el mal arranque que tuvo.

Liberado de presión, el conjunto segoviano se ve ahora en la necesidad de marcarse objetivos pequeños para mantener la motivación, y uno de ellos es el de impedir que el alcarreño equipo del Chiloeches, el rival en la tarde de hoy, le arrebate la octava plaza que actualmente ostenta. Si de paso puede sumar los tres puntos, y acercarse a la séptima posición, mejor que mejor.

El Unami, que venció en la ida por la mínima (3-2) , acude a la pista de un conjunto irregular en su trayectoria, pero que suele tener buenas actuaciones ante el equipo segoviano, que en las últimas cinco jornadas de competición jugará frente a cuatro oponentes peor situados en la tabla.