El central del CD La Granja Athanasios Pitsolis 'Thanos' se lamenta tras una acción en un partido. / KAMARERO
Publicidad

El CD La Granja salió por segundo año consecutivo goleado de Zamora tras un partido sin historia que quedó decidido en nueve minutos, los que tardó el líder del Grupo VIII en marcar sus tres primeros goles, dejando noqueado al equipo segoviano, que ya no pudo reaccionar. Las numerosas bajas fueron un serio inconveniente para el equipo de Carlos Fonseca que tardó mucho tiempo en entrar en juego y ya era muy tarde frente a un rival cuya plantilla está diseñada para luchar este año por el ascenso, y, pese a que tanto la plantilla como el entrenador son otros, La Granja encajó por segundo año consecutivo una abultada derrota en el Ruta de la Plata, después del 9-0 de la pasada campaña. El 6-0 que recibió terminó con la destitución de Fonseca como técnico del conjunto granjeño.

No habían pasado ni dos minutos de partido cuando Garban abría el marcador al rematar en el segundo palo un centro de Coque que entra tras tocar en un defensa. El Zamora canalizaba su juego por las bandas y por la derecha se escapaba Vallejo para ponerle el balón en la cabeza a Sergio García que, de espaldas, peinaba el balón para que entrase en la portería en el segundo gol rojiblanco, cuando la defensa local aún no había entrado en el partido.

Y el esquema se repetía cuando no habían transcurrido más que nueve minutos de juego, ahora era Zotes, por la izquierda, quien cedía el balón a Sergio García en la frontal del área y el Zamorano colocaba el balón lejos del alcance del portero Loren en el tercer gol del equipo local.

El Zamora se tomó entonces un descanso que aprovechó La Granja para intentar remontar, y lo buscó primero Ramón desde el pico del área pero el balón salió alto, y a continuación, Vitolo en dos ocasiones: en la primera detuvo bien colocado Jon Villanueva y en la segunda, el balón salía ligeramente alto.

Pero Sergio García tenía su día y lo dejó claro rubricando su hat trick al recibir dentro del área algo escorado, lo que no fue impedimento para que marcase el cuarto gol de tiro raso y colocado al segundo palo. Ahora ya no hubo reacción del equipo serrano y además Garban marcaba de nuevo en una volea desde muy cerca.

Tras el descanso el entrenador del Zamora, David Movilla, movió el banquillo dando entrada a Escudero y Guille, al tiempo que pasaba a jugar con tres centrales. Se pudo permitir hacer probaturas para próximos partidos ya que para eso había quedado el encuentro. Y no hizo falta mucho para que llegase el sexto gol en un centro de Escudero que remataba de cabeza a su propia portería el central segoviano Pluma.

Con seis goles a favor y toda la segunda parte por delante, el Zamora bajó bastante la intensidad de su juego aunque La Granja no supo aprovecharlo y sus llegadas al área siguieron siendo meramente testimoniales, quedando lejos incluso la posibilidad de marcar un gol para evitar el cero en el resultado final.

El juego se quedó circunscrito al centro del campo y ni la entrada del pichichi del equipo rojiblanco, Valentín, hizo que se volviera a animar el partido, quedando el 6-0 definitivo durante más de cuarenta minutos que quedaban de partido, sin nada en juego. Fueron sin embargo los mejores minutos de La Granja que por fin fue capaz de ser fiel al estilo de juego que había diseñado su entrenador. El encuentro se equilibró bastante pero el Zamora no bajó su eficacia defensiva y el marcador ya no se movería.