La Segoviana apuesta por las franjas horizontales en su primera equipación y promete “cuatro o cinco fichajes más”. / JUAN MARTÍN - GIMNÁSTICA SEGOVIANA
La Segoviana apuesta por las franjas horizontales en su primera equipación y promete “cuatro o cinco fichajes más”. / JUAN MARTÍN - GIMNÁSTICA SEGOVIANA

La Gimnástica Segoviana ya tiene traje de gala para medirse el 5 de septiembre al Adarve en el barrio del pilar, parte del calendario anunciado este martes por la Federación Española de Fútbol. El azul y el grana no son negociables, pero el diseño apuesta este año por franjas horizontales. El presidente, Agustín Cuenca, habla de una nueva marca. “Es la imagen de un club histórico que aspira a dejar la Tercera. Que quiere progresar; que quiere mantener su idiosincrasia pero verse con capitales de provincia de la misma población que Segovia”.

La elástica estará a la venta a partir del lunes con los mismo precios del año pasado: 39 euros para no socios y 37 para socios. El club ha pedido cerca de 300 camisetas, con la insignia de Hummel por quinto curso seguido y con los dorsales personalizados de los jugadores. La segunda equipación es celeste –un guiño al escudo de la ciudad- y la tercera, blanca. Su estreno será el 31 de julio en el amistoso que el club disputará en Ávila. El primer partido de La Albuera en Primera Federación será el 12 de septiembre ante el Navalcarnero.

Bioammo será el patrocinador principal. Su presidente, Enrique López Pozas, habló de “devolver la riqueza” al tejido social. “Estamos obligados a apoyar a la Segoviana. Lo necesita y es una gran oportunidad por el tirón que esperamos que vaya a tener”. Definió al equipo como “un embajador de una ciudad”. El convenio es por dos años. “Por mi parte, lo pienso cumplir y prorrogar, si me dejan”.

El club aprovechó la presentación de la nueva elástica para presentar a sus tres primeros fichajes: Sergio Nanclares, Pablo Lombo y Juan de la Mata. No serán los últimos, subrayó Agustín: “La idea es que vengan cuatro o puede que cinco jugadores más. Cuando no eres uno de los clubes que más recursos tienes, hay que esperar movimientos de mercado. Tenemos que acertar en lo que fichemos”.

A Juan de la Mata, de vuelta al club tras dos años, le gusta la camiseta. “A primera vista es bastante bonita”. Se define como una versión “muy parecida” del jugador que siempre quiere el balón, “a lo mejor con un poco más de experiencia”. Aceptará el rol que le asigne su técnico, Manu González. “Estoy dispuesto a todo. A jugar de central, como ya jugué, o de mediocentro, me da igual. El caso es tener minutos y espero conseguirlos entrenando bien. Es un buen momento para hacer un gran año, todavía soy joven (23 años) para seguir subiendo de categoría”.

Los dos fichajes madrileños explicaron que las buenas referencias de la Segoviana les hicieron decantarse sobre otras ofertas más cercanas. Las de jugadores como Álex Alonso, amigo de Nanclares.”Es un sitio especial, con mucho carisma y familiar, que eso es difícil de encontrar en este fútbol moderno. Me han transmitido mucha confianza y espero devolvérsela yo en mi juego y en goles”. Puso como ejemplo al público. “Que se escuche a la grada cantar el gol, que eso en Madrid no sucede mucho”. Se definió como un jugador “asociativo” y buen compañero: “No rehuyo los esfuerzos”.

Lombo quería “un lugar tranquilo” y puso la meta de “estar lo más arriba posible”. Se definió como un portero completo: “Es verdad que no soy muy alto, pero soy potente, valiente. Creo que soy bastante ágil y bueno jugando con los pies”. Y dejó claro que viene a competir por la titularidad con Carmona.Yo no vengo a regalar nada. Vengo a trabajar, es lo que he hecho en Leganés y siempre he acabado jugando. Vengo aquí a intentar hacer lo mismo. Yo no decido, pero trabajo nunca va a faltar”.