Las razones que esgrimió el decisión del Comité de Competición para aplazar las dos primeras jornadas de la Liga Asobal se mantienen vigentes a día de hoy, puesto que el Consejo Superior de Deportes continúa sin establecer el protocolo para la vuelta a la competición de los deportes no profesionales. Sin embargo, y dando razones a los que consideran que la decisión de aplazar el inicio de liga tuvo otra intención que la de proteger a los jugadores, la Federación Española de Balonmano envió una carta a la Asobal indicando que, aunque la intención de la RFEBM es la de no jugar hasta que no haya un protocolo, piden a la Asobal que extreme la seguridad en lo referente a las medidas de control sanitario a los jugadores, de lo que se deduce que esta semana podrá dar comienzo la liga. En lo referente al Viveros Herol Nava, el conjunto segoviano abrirá la competición jugando en La Rioja frente al Ciudad de Logroño el miércoles, a partir de las ocho y media de la tarde. / A. MARUGÁN
Publicidad
J.M. / SEGOVIA

No hay tregua en la eterna batalla que están librando desde hace tiempo la Federación Española de Balonmano y la Asobal, y que de momento se ha saldado con la dimisión del presidente de la patronal de clubes, Adolfo Aragonés, más la de la comisión delegada elegida democráticamente hace escasas semanas, con las dos primeras jornadas aplazadas después de que el Comité Nacional de Competición así lo decidiese , y con más de uno deseando que desaparezca la Asobal para así crear una nueva asociación de clubes y tener vía libre para gestionar el dinero.

Porque la realidad que subyace de todo el conflicto es que el dinero que genera la Asobal, en la actualidad vía Sacyr o por derechos de televisión sin ir más lejos, ha conseguido que la patronal de clubes reparta beneficios entre sus asociados cuando hace varios años generaba pérdidas. Incluso en la pasada campaña, pese a la suspensión de la competición por el Covid-19 en el mes de marzo, la Asobal repartió alrededor de 20.000 euros entre sus clubes.

La comisión delegada presentó su dimisión poco después de que el Comité Nacional de Competición aplaza de manera unilateral las dos primeras jornada de liga, a petición de varios clubes, ocho en concreto, cinco de ellos pertenecientes a la Asobal más otros tres (Logroño, Villa de Aranda y Cisne) que no pertenecen a la asociación de clubes. Hay que señalar que la Federación Española de Balonmano no tiene competencias sobre la organización de la máxima categoría del balonmano español, puesto que estas están cedidas a la Asobal.

Dimisión, pero en minúsculas

La razón de la dimisión quedó explicada en una nota de prensa emitida por la Asobal, que poco antes de recibir la comunicación del Comité Nacional de Competición había escuchado a Francisco Blázquez (presidente de la RFEBM) decir a la asamblea de clubes que la competición se desarrollaría según lo que estos acordaran.

La indignación de los miembros de la Asobal que querían iniciar la liga fue enorme, y más cuando ese mismo fin de semana la Federación organizó la Supercopa de España que disputaron Benidorm y FC Barcelona, y actualmente está organizando la Copa de la Reina femenina sin que los clubes se hayan quejado. La Asobal, con su protocolo, ha conseguido que no haya un solo positivo en las plantillas por lo que, a la espera de un protocolo del CSD que sigue haciéndose de rogar, considera que está en disposición de comenzar la liga.

El miércoles, la Liga

Las razones que esgrimió el decisión del Comité de Competición para aplazar las dos primeras jornadas de la Liga Asobal se mantienen vigentes a día de hoy, puesto que el Consejo Superior de Deportes continúa sin establecer el protocolo para la vuelta a la competición de los deportes no profesionales.

Sin embargo, y dando razones a los que consideran que la decisión de aplazar el inicio de liga tuvo otra intención que la de proteger a los jugadores, la Federación Española de Balonmano envió una carta a la Asobal indicando que, aunque la intención de la RFEBM es la de no jugar hasta que no haya un protocolo, piden a la Asobal que extreme la seguridad en lo referente a las medidas de control sanitario a los jugadores, de lo que se deduce que esta semana podrá dar comienzo la liga.

En lo referente al Viveros Herol Nava, el conjunto segoviano abrirá la competición jugando en La Rioja frente al Ciudad de Logroño el miércoles, a partir de las ocho y media de la tarde.