dep6_1-fs-naturpellet
Javi Alonso intenta robar un balón al jugador del O Parrulo Ferrol Miguel, durante el partido disputado en A Malata. / LNFS
Publicidad

Un desastroso comienzo de partidos condenó al Naturpellet Segovia a jugar un encuentro muy sufrido e incómodo en el que encajó una goleada, recibiendo los seis primeros tantos del rival en apenas un cuarto de hora de juego. El O Parrulo Ferrol se jugaba la salvación en A Malata y salió a por todas, pasando por encima de los segovianos y firmando una goleada (8-2) para certificar su permanencia una campaña más en la Primera División.

De todos era conocido que los gallegos se jugaban muchísimo más en el enfrentamiento que los segovianos, pero a buen seguro que pocos podían imaginar un comienzo de partido tan desequilibrado como el que se vivió en A Malata, pues no habían pasado más que unos segundos desde que la pelota comenzase a rodar cuando en la primera intentona los locales conseguían hacer gol por mediación de Isma, con un disparo desde la frontal ante el que nada pudo hacer el portero Alberto. O Parrulo Ferrol se adelantaba con un gol tempranero y a las primeras de cambio el Naturpellet Segovia se veía obligado a jugar a remolque.

Pero lo que parecía una mala salida a pista de los segovianos se convertiría tan sólo dos minutos más tarde en algo mucho más grave. Tras el tanto los gallegos continuaron con su plan preestablecido, no bajaron el ritmo ni un ápice y con una presión asfixiante en toda pista acumularon muy rápido dos buenas ocasiones obligando a Alberto a emplearse a fondo. Al portero segoviano se le acumulaba la faena y a la salida de un córner después de uno de sus despejes, el local Rubi remachaba a placer en el segundo palo y establecía el 2-0 en el electrónico para desesperación del cuadro visitante, que a buen seguro no estaban nada contentos con lo que veía pese a que el cronómetro marcaba el minuto tres de partido.

Un minuto después de encajar el segundo, de nuevo Alberto sacaba una gran mano a tiro de libre de indirecto que evitaba el tercero de los pupilos del entrenador local Diego Ríos. Entonces los segovianos parecieron reaccionar, o al menos Juanfran puso coraje y ganas y con dos disparos casi consecutivos rozó el gol, pero en la mejor ocasión el portero Illi la sacó con los pies.

El duelo se equilibró un poco más, ahora con los gallegos mucho más encerrados y sin estirarse tanto en la presión, pero el Naturpellet Segovia no acababa de combinar con velocidad y le costaba generar peligro, aunque pasado el minuto diez Edu, desde dentro del área, estrelló su potente disparo en la cara de un afortunado Illi. La diosa fortuna no se aliaba con los visitantes y uno más tarde el local Raya anotaba el tercero con un disparo desde la frontal que dejaba a los segovianos tiesos y a su entrenador pidiendo un tiempo muerto.

Se revolvió entonces el Segovia con un chut de Buitre algo alto y a base de tener más la pelota que su oponente, pero el control visitante era un espejismo porque al cuarto de hora, es decir un par de minutos después del último, O Parrulo Ferrol marcaba el cuarto en su cuenta después de que Saúl desde la frontal remachase a la red un pase entre líneas precioso de su compañero Adri.

Dos minutos después y tras una nueva intentona sin puntería de Juanfran, O Parrulo hacía la ’manita’ tras una gran jugada colectiva de los gallegos que acabó Rubi desde la frontal.
Sin tiempo para celebrarlo y en plena desesperación segoviana, O Parrulo marcaba el sexto segundos después, en otra buena jugada de todo el quinteto local que en esta ocasión finalizó perfecto Miguel desde el interior del área. Desde ese momento y hasta le llegada del descanso, en esos tres minutos que quedaban, ya no se vieron más goles en A Malata.

Mejor de cinco

El Naturpellet debió pensar que ‘de perdidos al río’ y el equipo salió en el reinicio jugando con portero jugador. Acertaron los segovianos, porque su equipo jugó ofensivo generando ocasiones y logró marcar su primer gol al poco en un rápido contragolpe finalizado por Javi Alonso.

Siguió intentándolo Naturpellet Segovia después, incluso cuando recibió el séptimo obra de Isma en un mano a mano tras pase en largo, y superada la media hora de nuevo Javi Alonso lograba culminar otra contra.

De ahí a la conclusión el choque se calmó un tanto y aunque Segovia siguió intentándolo demostró que este sábado no era su dia, porque falló varias claras. Por su parte a O Parrulo le salía todo y alentado por su grada haría el octavo en su cuenta a dos del final en otra jugada colectiva con remate final de Diego Núñez. Con el 8-2, el Ferrol certificó su permanencia un curso más en Primera.