Publicidad

De Sepúlveda a Jumilla. De Nador a Erfoud. De cruzar montañas a atravesar el desierto. De la nieve a las dunas. 697 kilómetros de carreteras y 1.198 off road… Un sinfín de contrastes. Así es Marruecos y así es su ‘Maroc Challenge’ en la edición de invierno. En este raid, llamado también ‘el Dakar de los 70’s para los aventureros de hoy‘, participaron Jaime Díez y Arturo da Silva. Estos dos sepulvedanos, ambos de 32 años, acaban de completar su primera experiencia en esta competición con una quinta posición en la categoría ‘adventure rookie’. Más allá del resultado cosechado, los integrantes del Pirañas 4×4 Team cumplieron su objetivo, el de acabar la prueba, con creces. “Es una experiencia brutal. Para repetir”, subraya Da Silva; y continúa relatando: “Ha superado todas nuestras expectativas: es un evento muy duro en el plano físico, mental y anímico. Por eso, agradecemos los ánimos a todas las personas que han estado pendientes y a las empresas que nos han ayudado”.

Seis etapas definieron el grueso de esta Maroc, que tras el control técnico en la localidad murciana de Jumilla y el embarco en Almería se desarrollaron del 1 al 6 de diciembre en el continente africano. “Hay muchos cambios: pasamos de estar rodando sobre barro, piedras y agua en los primeros días a pasar por dunas, arena y superficies planas. Además en la segunda etapa nos cayó una buena nevada”, explica.

“Ha superado todas nuestras expectativas: es un evento muy duro en el plano físico, mental y anímico”

Los de Sepúlveda tomaron parte en la modalidad de todoterrenos y SUV con una Mercedes Sprinter 313 cdi 4×4, con motor 2.2 de 137 cv, tracción trasera, bloqueo de diferencia trasero y central, y reductora. “Teníamos dudas de ver hasta qué punto nos podía aguantar, pero es una furgoneta muy polivalente y casi no se nos rompió nada”, cuenta Da Silva. Sin embargo, en la quinta etapa sufrieron un inesperado revés: “En el kilómetro 20 rompimos un soporte de la caja de transferencia que nos hizo perder mucho tiempo. Conseguimos fijarlo con cinchas, pero los amortiguadores dejaron de ser efectivos. Logramos llegar a meta, aunque rápido nos pusimos a reparar la avería. Fue el momento más duro”.

Arturo da Silva y Jaime Díez entregan de material escolar. / PIRAÑAS 4X4 TEAM

CAUSA SOCIAL

Además del aspecto competitivo, el acontecimiento deportivo sirvió para acercar Sepúlveda a Marruecos y ayudar a los más jóvenes. “Gracias al CEO Virgen de la Peña llevamos 100 kilos de material escolar que repartimos entre los niños, que son muy agradecidos”, comenta. Por otro lado, antes de partir organizaron una jornada para explicar su proyecto a los alumnos del centro sepulvedano.