Más allá de las lógicas derrotas coperas, el Viveros Herol Nava quiere prolongar su buen momento en la temporada regular tras las victorias ante Boadilla y Zamora, sumando un tercer triunfo en el encuentro que le enfrentará en la tarde de hoy al UBU San Pablo Burgos en un encuentro que se prevé bastante más igualado que los precedentes.
La derrota en la Copa del Rey no ha empañado la trayectoria del equipo. Es más, Álvaro Senovilla considera que “es cierto que un partido como el de Granollers nos puede pasar factura física, pero creo que es mejor jugar a un partido a buen nivel que hacer tres entrenamientos en los que al final no sabes si estás bien o mal. Un partido de verdad te da más referencias y el de Granollers nos sirvió para mejorar a nivel competitivo”.

 

Álvaro Senovilla afirmó que “perder en casa contra Burgos sería una dificultad importante de cara a lo que resta de temporada”

El rival de turno, el UBU San Pablo dirigido por Nacho González, un viejo conocido de la afición navera, es un conjunto muy bien armado “que tiene un 6:0 muy fuerte con gente muy grande en el centro, muy bien apoyados en portería”, indicó Senovilla, que destacó también su faceta ofensiva “ya que cuenta también con una primera oleada muy peligrosa con sus extremos derechos muy goleadores. Mete mucho ritmo con variaciones en ataque y tiene un fondo de armario que puede poner un nivel muy alto”.
De esta manera se entiende que el conjunto burgalés se encuentre actualmente situado en la segunda plaza de la clasificación, por lo que el choque es de los más importantes del curso “ya que los dos puntos en juego posiblemente valgan para toda la temporada, porque tanto Burgos como nosotros tenemos la aspiración de jugar la fase de ascenso”.

EL MISMO (ESCASO) MARGEN DE ERROR

Y, como quiera que la derrota ante Novás y el empate de Aranda han reducido el margen de error del Balonmano Nava, y que “perder en casa contra Burgos sería una dificultad muy importante de cara a lo que resta de temporada”, el conjunto segoviano tratará de salir desde el principio imponiendo su ritmo de juego, sabiendo que podrá contar con toda la plantilla para este encuentro, incluido Patotski, al que se le dio descanso el pasado miércoles para que se recuperara de algunas molestias físicas, pero que Senovilla avanzó que será de la partida.
“Nosotros llegamos en un buen momento competitivo y confío en que lo podamos hacer valer”, porque una victoria llevaría a los naveros a ascender a la segunda plaza, mientras que una derrota “sería una dificultad muy importante de cara a lo que resta de temporada”, finalizó el técnico.