La plantilla del FS Cuéllar de la presente temporada. / FS CUÉLLAR
Publicidad

Esta tarde a las 18.30 horas el FS Mariano Rico Cuéllar comienza una nueva campaña en el Grupo 2 de la Segunda División B de fútbol sala. En este primer envite los jugadores de Natalia Maroto reciben en Santa Clara al Otxartabe, uno de los grandes favoritos a luchar por el ascenso. Curiosamente cuellaranos y bilbaínos se enfrentaron en el último partido de la temporada anterior, un choque en el que ninguno se jugaba nada y que resultó muy interesante, terminando en empate (4-4). Muy distinto será el encuentro de hoy ya que ambas escuadras quieren iniciar la competición con una victoria.

El Otxartabe cuenta con una plantilla de mucha calidad en la que varios de sus componentes han estado en categorías superiores, a la que han sumado un par de fichajes importantes para buscar el ascenso de categoría, objetivo con el que parte desde el inicio. Es un conjunto muy ofensivo que imprime mucha intensidad y rapidez al partido, jugando al límite del reglamento en muchas ocasiones. Su gran baza es el juego de ataque que se apoya en las grandes individualidades que tienen lo que permite abrir espacios para el conjunto del equipo, aunque también saben jugar bien en equipo siempre buscando la portería de su oponente. En defensa intentan ejercer una fuerte presión sobre la salida de juego rival buscando el robo en campo contrario. Sin duda llegan a Cuéllar con la intención de no perder comba con la parte alta desde el inicio.

Por su parte el FS Mariano Rico buscará comenzar la liga sumando tres importantes puntos ante su afición, ya que saben que es muy importante hacer de Santa Clara un fortín en un grupo que se prevé muy igualado tanto por arriba como por abajo. Aunque quizás este inicio de liga llega algo pronto para los de Maroto, que no están al cien por cien por la peculiaridad de la pretemporada cuellarana condicionada por las fiestas de la villa, la entrenadora segoviana si espera que el equipo sea competitivo de inicio y poco a poco vaya a más.

BAJAS SENSIBLES

El equipo tiene claro que va a ser una liga muy pareja en la que cada punto hay que lucharlo como si fuese el último, esté enfrente el rival que sea. Esta tarde tendrán un duro hueso pero saben que si son capaces de hacer su juego y estar acertados de cara a puerta pueden hacer hincar la rodilla a cualquiera. Está claro que ante un conjunto como Otxartabe los errores se pagan por eso los cuellaranos intentarán minimizar errores para no dar facilidades a un rival con mucha pegada. Para este encuentro Maroto cuenta con las bajas de Cano, Dani, Piti y David por lo que entrará en la convocatoria el portero del juvenil Ilías.