baloncesto
Los jugadores del CD Base se saludan con sus compañeros de partido./ DELEGACIÓN PROVINCIAL

Después de muchas semanas de conversaciones, protocolos y preparaciones, finalmente el baloncesto autonómico en las categorías infantil, cadete y junior pudo comenzar la competición, lo que supone un pequeño paso hacia la normalidad que hace un año rompió el coronavirus.

Por lo que respecta a los conjuntos segovianos, nueve son los equipos que están en competición, lo que supone que más de un centenar de chicos y chicas han vuelto a la práctica deportiva que tanto se está demandando desde las distintas federaciones y que solo se está encontrando buenas palabras, y cero hechos, desde la Junta de Castilla y León.

Resultados

Por lo que respecta a los resultados, en la categoría femenina los conjuntos infantil y cadete del CD Base se desplazaron hasta Salamanca, donde se midieron a los equipos del Santa Marta, cosechando sendas victorias. El CD Base Caja Rural se impuso al Santa Marta en infantiles por 40-48, mientras que las cadetes del CD Base Castaño hicieron lo propio imponiéndose por 71-84.

En la categoría infantil masculina hubo derbi entre los equipos del CD Base, superando el CD Base Caja Rural al CD Base B por 54-4. También hubo enfrentamiento entre los dos conjuntos del CD Base, A y B, en cadete masculino, con victoria para el equipo A por 73-25, mientras que el Claret, tercera equipo segoviano en la categoría, tendrá que esperar una semana más para debutar al tener que pasar la jornada de descanso.

El conjunto junior masculino del CD Base Caja Rural cayó en su partido frente al Soria Baloncesto por 61-77, mientras que en la misma categoría el CD Claret venció por 19 puntos de diferencia (58-39) al Juventud Aranda. Pero más allá de los resultados y de los estrictos protocolos de seguridad que deben cumplir los participantes de los encuentros, lo más importante fue el retorno a la competición después de muchos meses sin poder pisar una cancha de baloncesto para disputar un partido.