david llorente piraguismo
David Llorente. / @NINAJELENC

Un más que inoportuno ‘toque’ a una de las puertas del exigente trazado del circuito de aguas bravas de Ivrea apartó a David Llorente de la final del Campeonato de Europa que se está disputando en la ciudad italiana.

Con treinta embarcaciones buscando una plaza entre las diez mejores de la semifinal, el palista segoviano salió al circuito cuando ya lo habían hecho un buen número de competidores, por lo que conocía el tiempo en el que tendría que moverse para conseguir el pase a la final. Y lo cierto fue que Llorente salió con muy buen ritmo, marcando en el primer punto de cronometraje un tiempo solamente 76 centésimas superior al que tenía el suizo Dougoud que era la referencia hasta el momento.

Con 1,73 segundos por encima del tiempo del primero superada la decimoséptima de las veinticinco puertas de las que constaba el trazado, David afrontó el tramo final, en el que un toque a la puerta 19 le cargó con dos segundos de penalización que a la postre fueron definitivos para evitar su pase a la final, puesto que en la meta paró el crono en un tiempo de 84.49 que le habría dado la plaza para la lucha por las medallas, pero al añadirse los dos segundos de penalización le dejó fuera de esa final, en la que tampoco pudo participar su compañero Joan Crespo, clasificándose en la decimoctava posición.