El técnico Diego Dorado, durante un partido del Ademar de León. / JAVIER QUINTANA
Publicidad
JAVIER MARTÍN / SEGOVIA

Diego Dorado González será nuevo entrenador del Viveros Herol Balonmano Nava para las dos próximas temporadas. Nacido en Gijón, y con una larga trayectoria en el balonmano, el asturiano de 43 años cerrará una etapa exitosa en León después de nueve años de duro trabajo en el Ademar, para iniciar una aventura en Nava de la Asunción que califica de “muy ilusionante”.

Hace algunas semanas que el presidente del Balonmano Nava, Julián Mateo, se puso en contacto con Dorado para contarle el proyecto del club de cara a la próxima temporada ya sin Dani Gordo, “y su idea me pareció totalmente emocionante, porque todo lo que me llegaba por parte del club era de ilusión y de pasión por el balonmano y por el proyecto que se quiere desarrollar”.

“Cuesta dejar el Ademar, pero quería acometer un proyecto nuevo, y el de Nava es muy emocionante”

La llamada coincidió con la sensación del técnico de que su etapa en el Ademar tocaba a su fin, “así que la sensación en aquel momento era doble, porque son muchos años en León trabajando muy a gusto, y siempre cuesta dejar un club tan grande y con tanto sabor a balonmano, pero tenía el sentimiento profesional de querer acometer un proyecto, y la de Nava es una grandísima oportunidad para la que me siento preparado”.

Sin miedo al mando

El técnico se ha manejado a la sombra de entrenadores de prestigio como Julián Ruiz o Manolo Cadenas, pero siempre que le ha tocado asumir los mandos del Ademar lo ha hecho con acierto, como en la pasada campaña sustituyendo en el mes de abril a Rafa Guijosa para acabar la temporada en el conjunto leonés, o en la Copa Castilla y León del presente curso, cuando dirigió al equipo en la final que disputó ante el Viveros Herol Nava precisamente en el pabellón Guerrer@s Naver@s.

“La temporada que está haciendo el Nava es muy buena”, afirmó Diego Dorado, que considera que el año del debut en la Asobal “siempre es difícil por la adaptación de los ritmos, pero el equipo ha hecho unos números bueno, peleando por la permanencia pero siempre viendo las posiciones de descenso desde la distancia”. El trabajo de Dani Gordo al frente del equipo fue bien valorado por el entrenador, “porque el crecimiento de un club va en consonancia con el trabajo que realizan tanto el entrenador como los jugadores, y esa labor ha sido muy buena en los últimos años en Nava”.

“No soy optimista con respecto a poder terminar la liga. Esto no va a acabar en un corto plazo”

Después de tantos años en León, el técnico se ha impregnado de la forma de jugar del Ademar, así que la forma de jugar del Viveros Herol de la próxima temporada no diferirá demasiado de la firma de juego que ahora tiene, aunque con los lógicos cambios que seguramente traerá Diego Dorado, “y evidentemente por la plantilla que haya”. El gijonés está en permanente comunicación con la dirección deportiva para sondear el mercado “buscando algo que mejore lo que ya existe, que es bueno”. Y todo ello sin olvidar a la cantera, “porque siempre me he fijado en ella a lo largo de mi trayectoria, y sé que tanto Óscar (Marugán) como Pablo (Herranz) están sonando con fuerza en las selecciones nacionales de categorías inferiores”.

Pesimismo por el presente

El nuevo entrenador del Viveros Herol Nava contará con Raúl García, actual preparador físico del conjunto segoviano, como su mano derecha en el banquillo “porque nos conocemos desde hace tiempo al haber coincidido en el Ademar, y tenemos muy buena sintonía”.

Pero, mientras llega el momento de ponerse a trabajar para el Balonmano Nava, el técnico sigue confinado en casa, a la espera en primer lugar de que pase la crisis sanitaria, y en segundo término de que vuelva la normalidad a la competición, aunque cada día que pasa ve más difícil que se pueda terminar de jugar la Asobal, “porque esto no tiene pinta de terminar en un corto plazo, y cada día que pasa es un día más de pérdida de tono muscular para los deportistas, que se arriesgarán a lesionarse si se vuelve a competir sin el trabajo previo que obligatoriamente hay que hacer para ponerlos a tono. Además, no hay que olvidar que nosotros jugamos para la afición, y bajo mi punto de vista no tiene demasiado sentido jugar partidos sin aficionados en las gradas”. El calor de la afición es algo que tendrá asegurado en Nava de la Asunción “y ese es otro de los activos del club, sin ninguna duda”.

Perfil

Nombre: Diego Dorado González
Edad: 43 años
Lugar de nacimiento: Gijón
Cargo presente: Segundo entrenador del Ademar León
Cargo futuro: Primer entrenador del Viv. Herol Nava