El Unami acusó los ochos meses de inactividad competitiva, y en el primer encuentro de su temporada, segundo del calendario de la liga, cayó por la mínima ante un Mora que físicamente se mostró un punto por encima del conjunto de Toño González

Si el equipo segoviano ya es de por sí un ‘diésel’ al que le cuesta algunos encuentros coger la forma, después de tanto tiempo sin competir, y con integrantes que han estado haciendo cosas mucho más importantes que jugar al fútbol sala, es hasta normal que el equipo mostrara un buen número de imprecisiones frente a un oponente que también se equivocó, pero al que su intensidad y el acierto de su guardameta le salvó de la mayoría de los problemas.

Al Unami también le salvaron sus porteras de una derrota más abultada, con Lau parándolo casi todo durante el primer tiempo y buena parte de la segunda mitad, y Vero haciendo lo propio en la recta final del encuentro, que se le puso de cara a las locales cuando una buena triangulación entre Laura Llorente, Carré y Marta le dio la oportunidad a esta última de marcar el 1-0.

En un choque de alternativas el equipo de casa estuvo cerca de puntuar, pero se equivocó más que su rival

El Mora, que había salido mejor a la pista, adelantó aún más sus líneas, cercando la portería de Lau, que se multiplicó para echar el cierre a su marco, mientras que sus compañeras intentaban tapar todas las vías de agua que surgían en defensa, y sacar un poco la cabeza en ataque, durante casi diez minutos del primer tiempo.

Tuvo Marta el 2-0 en una contra que no decidió todo lo bien que podía teniendo a Laura Llorente acompañando la jugada en el segundo palo. Poco después, en la enésima acción ofensiva del Mora, Marisa lograba superar a la segunda a la portera local para devolver las tablas al marcador, que bien pudo haberse desnivelado de nuevo en favor del equipo de casa si la guardameta visitante Virginia no hubiese realizado una gran parada en el mano a mano con Laura Llorente.

EL MIEDO A GANAR

Apenas habían transcurrido unos pocos minutos de la segunda parte cuando el Mora aprovechó un momento de indecisión del Unami en defensa para conseguir el 1-2 tras una acción que empezó Elena Dávila por la izquierda, y acabaron entre la local Sofi y la visitante Irene metiendo el balón dentro de la portería.

Tras unos compases de lógico desconcierto local, llegaron entonces los mejores minutos del encuentro, porque las de casa elevaron el nivel competitivo, y a las visitantes les entró el miedo a ganar, por lo que retrasaron metros en su presión buscando unas contras que apenas llegaron. El Unami comenzó a sumar llegadas, pero sin ocasiones claras hasta el exceso, aunque la sensación en esos minutos fue que estaba más cerca el 2-2 que el 1-3, aunque Vero tuviera que hacer una doble intervención espectacular a lanzamiento cercano de Clara.

Con el partido roto, Laura Llorente y Marta dibujaron el empate a dos en una rápida contra y la propia Llorente tuvo el 3-2 que sacó virginia en extraordinaria intervención, pero un nuevo error local en la salida del balón le dio a la toledana Laura la oportunidad de marcar el 2-3 que cerró la derrota del Unami ante un rival que demostró estar más rodado que el conjunto segoviano.