dep1 1nerea web 1
Cristian Álvarez da instrucciones a sus jugadores en el amistoso del pasado sábado ante el Villalba. / NEREA LLORENTE

El Claret abre mañana (20:00 horas) en la pista del Emperador Teodosio un nuevo capítulo de la historia del basket segoviano, que regresa a Liga EBA tras una década en barbecho. Su entrenador, Cristian Álvarez, habla de “afianzar y consolidar en esta competición” al grupo de jugadores de Segovia, reforzado este verano en las posiciones interiores con Álex Young, formado en el Estudiantes, o Gerard Mejías. “No va a ser nada fácil porque nosotros somos un equipo muy joven y vamos a jugar contra gente de mucha experiencia”.

Hay más objetivos además de la permanencia. El primero, el social. “Llenar el pabellón”, subraya Álvarez. “Que la gente vuelva a disfrutar, hacer un buen baloncesto. Es fundamental embarcar en este proyecto a todos los clubes de baloncesto de Segovia, instituciones y patrocinadores. Que sea un buque insignia de todos. Aunque lleve el escudo del Claret, esto es algo que merecía la ciudad de Segovia. Uno de los objetivos es que este equipo sea de todos, independientemente de la camiseta que llevemos”.

El entrenador explica que la llegada de Álex y Gerard dio al equipo lo que necesitaba en el momento en que fueron fichados: interiores polivalentes. Las cosas se complican porque Diego Pérez no termina de recuperarse de su lesión en el pie y la Federación Española de Baloncesto no tramita la licencia de Oumar Dramè. “Son bajas importantes porque el baloncesto, además de talento, es un deporte de altura y kilos. Cada día es un problema, una circunstancia. La idea cuando empezamos a construir el equipo en junio era esta, pero ahora mismo el equipo necesita con cincos (pívots) y no dos cuatro (ala-pívots)”.

Una vez asumida la situación, el técnico alaba el “enorme esfuerzo personal y de mentalidad”, tanto de los recién llegados como del resto de la plantilla. “Encontrarnos de repente sin una referencia interior natural… Los chicos se han sobrepuesto y estamos trabajando sobre ello”. Diego continúa su proceso de recuperación y hace ejercicios con el equipo, de tiro y de fuerza individual, sin oposición para evitar que su proceso de rehabilitación pueda encallarse. La previsión es que pueda incorporarse al cien por cien en un mes.

Hemos modificado prácticamente todos los movimientos ofensivos para jugar solamente con un jugador interior. Porque no tenemos más. Los chicos se han adaptado perfectamente y han asumido su reconstrucción de roles. Ese es el trabajo que tenemos que hacer: dar soluciones. Intentar entre todos que se note lo menos posible la ausencia de estos dos jugadores”. El técnico hace un esfuerzo de pedagogía y valora lo “fácil” que ha sido reconstruir la estrategia ante la buena disposición de la plantilla.

Con todo, la falta de centímetros no implica abandonar la pintura. “No podemos renunciar al juego interior porque un juego de perímetro nos llevaría a un cara o cruz de acierto y porcentajes. Lo estamos trabajando mucho y bien”. El Claret asegura prestaciones de cara al debut. “Lo más importante es que seamos capaces de emplearnos con energía, creer en nuestro trabajo, saber que tenemos que reducir el número de pérdidas y que todos tenemos que emplearnos en el trabajo de rebote”.

La misión del Claret es hacer valer la juventud como un activo y no como falta de experiencia. “Esos equipos tienen todo ese rodaje hecho y su día a día es mucho más fácil”. Mantenerse en EBA es un reto de altura, pero el Claret afronta el desafío sin miedo.

La licencia de Oumar Dramè, una “sinrazón”

dep1 2nerea web

La tramitación de la licencia federativa de Oumar Dramèestá totalmente en stand by”, subraya Cristian Álvarez. La Federación Española de Baloncesto argumenta falta de documentación para negar la ficha, por más que el club haya presentado la misma que el curso pasado sirvió para que compitiera en la Primera Nacional de la Federación de Baloncesto de Castilla y León.

“Estamos intentando que alguien entienda lo que está pasando. Es una sinrazón. La federación pide un certificado de residencia y la Federación de Castilla y León se desentiende. En medio de esta encrucijada se encuentra el jugador, el equipo y el club”. Con todo, su entrenador no busca excusas. “Es cierto que ha sido una referencia dentro, de fuerza y energía. Pero cuando él no ha estado el equipo lo ha suplido muy bien”.

El club entrenará lunes (de 21:00 a 23:00), martes y jueves de 20:00 a 22:00) y viernes de 20:30 a 22:30. Entrenos y partidos serán en el Emperador Teodosio pese al esfuerzo del club por jugar en el Pedro Delgado. El técnico lo argumenta por una “necesidad física” para prevenir lesiones. “Estamos hablando de jugadores de una cierta edad y peso, y se está notando en los entrenamientos. No es lo mismo jugar en tarima que en el Teodosio. Esas canastas no van a poder soportar tantos mates; las del Pedro Delgado están mucho más preparadas”.