Regresa la Liga Plenitude y el Viveros Herol Nava vuelve a la competición doméstica después de decir adiós a la Copa del Rey tras la derrota el pasado miércoles a manos del Torrelavega. Una eliminación copera que, según confesó el técnico del conjunto navero, Álvaro Senovilla, supuso un “desgaste más mental que físico”. Así, el equipo segoviano busca ahora ahogar las penas coperas en una liga en la que encara ya su recta final de la temporada y en la que el Nava sueña por todo.

Después de alcanzar el ansiado objetivo de la permanencia hace ya varias semanas, el conjunto de Álvaro Senovilla busca diferentes desafíos y, ante sí, tiene dos tan ilusionantes como accesibles. El primero, la clasificación para la Copa del Rey entre los ocho primeros. El segundo, el sueño europeo entre las seis primeras plazas. Y, en esa búsqueda por nuevos retos, el Nava busca dar un paso de gigante hacia ellos este domingo donde se medirá en el derbi autonómico al Recoletas Atlético de Valladolid, un duelo de altos vuelos que tiene su último precedente en un choque de ida en el que el conjunto segoviano se impuso por la mínima (23-22).

Ahora, ambos afrontan el duelo con el mismo objetivo de Europa, pues mientras el equipo segoviano es sexto clasificado con 26 puntos en el casillero, el Valladolid es su inmediato perseguidor, séptimo con 23. Así, el encuentro será sinónimo de algo más que dos puntos, ya que según reconoció Senovilla “podemos romper un poco la tabla y estar un pasito más cerca de poder conseguir el objetivo de estar entre los ocho primeros”.

De esta manera, el Nava busca redención en una liga en la que encadena dos meses consecutivos sin perder si se tiene en cuenta los equipos terrenales y se retira de la ecuación a un Barcelona de otro planeta. En concreto y, desde la derrota ante el Sinfín a inicios de febrero, el conjunto segoviano suma cinco victorias y un empate. Un registro con el que se presenta al feudo del Atlético Valladolid con tres registros históricos que no han sido sinónimos de nada, pues suma una victoria, un empate y una derrota.

En lo que a este duelo se refiere, Senovilla no cree que el duelo copero ante el Torrelavega vaya a suponer un hándicap a nivel físico, ya que “Guti es un fenómeno, nos tiene a todos muy bien controlados y en ese sentido estamos muy tranquilos” aseguró el entrenador del Nava que, aún así, reconoció que a estas alturas de la temporada en la que restan seis encuentros para el cierre sí va percibiendo el desgaste de sus jugadores puesto que “no son robots, pero llegaremos hasta donde dé la máquina y nuestra intención es llegar hasta el final con las opciones abiertas de quedar entre los ocho primeros”.