Publicidad

La Gimnástica Segoviana lleva ocho partidos sin perder. Siete triunfos y un empate. Un 2020 invicta. Dos meses completos sin conocer la derrota. La última vez que cayó fue en Ávila (2-1) en la última jornada del 2019. El único equipo que por estas fechas lleva una inercia parecida a la del conjunto azulgrana es la Arandina que, con la llegada de Álex Izquierdo al banquillo, acumula nueve encuentros sin perder -ocho victorias y una derrota-, y ha conseguido colocarse a dos puntos de los puestos de fase de ascenso.

Los asuntos institucionales que llevan sucediéndose a lo largo de la temporada parece que están quitando valor a los resultados deportivos pero, con la primera derrota del Zamora la pasada jornada y los tres empates que ha cosechado en los otros tres partidos anteriores, el plantel segoviano está más cerca del liderato. Seis puntos aventajan al cuadro zamorano en la primera posición cuando restan 14 jornadas al campeonato liguero.

“Es importante que se hable bien del equipo”, señaló el jugador Álex Conde (Talavera de la Reina, 1992) en la rueda de prensa previa; y continuó: “Hay que dar valor a los 64 puntos que tenemos ahora, ya que en otros conjuntos que he estado entré en play off con poco más de 70 y esa cifra la conseguiremos en el siguiente mes. Siempre hemos confiado en nosotros y lo más importante es sentirnos arropados”. El atacante de la Gimnástica acudió a la última asamblea, al igual que otros compañeros; y explicó sus motivos: “Nos gustaría que siguiera esta directiva, ya que en lo que llevo en el club no me he encontrado ningún problema y todo han sido facilidades. Al final cuando las persones que llevan un club te ayuden y son cercanas, merecen nuestro apoyo”.

Salida a la Nueva Balastera

El domingo se desplaza a Palencia para medirse al Cristo Atlético (Nueva Balastera, 17.00 horas). Se trata de un rival que mantiene vivas sus opciones al play off en la sexta posición, pese a que está a siete puntos. Se encuentra en un dinámica positiva tras ganar a equipos como el Atlético Tordesillas (1-4), el Salamanca B (4-0), la SD Almazán (0-2). “Es un buen equipo y ha mejorado mucho”, valoró Conde; y resaltó: “Solo han encajado seis o siete goles; lo que dice de ellos que son un rival fuerte en la Balastera. Es el primer partido difícil de los muchos que nos quedan fuera”.

El momento de Conde

En el plano personal, se encuentra en uno de sus mejores momentos deportivos y es el máximo realizador de la plantilla con ocho dianas. “Empecé muy bien. Luego tuve problemas en el tobillo y en la rodilla; y, cuando volví, me faltó confianza personal, pese a tener la del cuerpo técnico, y en 2020 cambié la mentalidad. Vine aquí para ser importante y aportar lo máximo al equipo”, repasó.

El técnico Manuel González, pensativo desde la grada de La Albuera. / KAMARERO

González: “Me tomo este trabajo como si fuera lo más importante de mi vida laboral, y los jugadores también”

En medio de las diferencias extradeportivas se encuentra la plantilla, que sigue a lo suyo: inmersa en el trabajo y sacando el objetivo hacia adelante con importantes números. Así de claro quiso dejarlo en entrenador Manuel González en rueda de prensa: “Nosotros estamos tranquilos. Nunca nos ha inquietado ese asunto, ya que la directiva se comprometió con nosotros. El equipo no ha mostrado síntomas de estar distraído. Los jugadores y el cuerpo técnico somos muy profesionales. Yo me tomo este trabajo como si fuera lo más importante de mi vida a nivel laboral y los jugadores también”.

Por otro lado, reconoció el rendimiento de sus jugadores, algo que quizás no está teniendo la repercusión que merece. “Este equipo lleva mucho jugando bien al fútbol y está ofreciendo buen espectáculo. Además, está más cerca del primero que del tercero. Nos gustaría que la gente nos apoyará más y así podríamos disfrutar todos más. A todos nos gusta que cuando se están haciendo bien se nos reconozca”, comentó.

En cuanto a las opciones de asaltar la primera plaza, explicó: “Matemáticamente estamos más cerca del Zamora. Ahora todo el mundo lo ve más factible, pero nosotros nunca nos hemos dado por vencido. Vamos a por ello y, si no llegamos al liderato, quedaremos como mejor segundo para coger uno de las plazas de Copa del Rey. Siempre miramos hacia arriba. Nunca hacia abajo. Somos valientes y creo que ese es el mejor camino”.