unami turegano
Jugadores del Unami y el Turégano, en una tangana durante el partido de ida jugado en La Albuera./ NEREA LLORENTE

Turégano y Unami firmaron las tablas en un derbi de la Regional de Aficionados que terminó con el equipo local sufriendo cinco expulsiones, y el líder de la categoría sufriendo de lo lindo para acabar marcando el gol del empate a muy poco para el final del tiempo reglamentario, aunque posteriormente hubiera muchos minutos de prolongación.

No es el Turégano precisamente uno de los conjuntos más ‘marrulleros’ de la Regional, con sus jugadores más preocupados de jugar al fútbol que de impedir con malas artes que su rival llegue a la portería contraria. Y durante la primera mitad se pudo ver a dos equipos con intención futbolística, siendo los locales quienes dieron primero gracias a un gol de David, al que dio respuesta el Unami con el tanto del empate conseguido por Quino cuando el primer tiempo consumía sus últimos segundos.

Pese a esa intención futbolística, había mucha tensión en el campo, que terminó superando al colegiado del encuentro, que en la primera parte había llevado el choque sin mostrar amonestaciones, pero tras el intermedio enseñó nada menos que dieciséis, trece de ellas a los de casa.

Carlos volvió a poner por delante a los de Turégano antes de que el partido se convirtiera en otra cosa, con el Turégano teniendo que jugar media hora con uno menos por la expulsión de Gallego. El Unami pasó a dominar el encuentro, pero sin encontrar el camino del gol hasta que Koby marcó el definitivo 2-2 desde el punto de penalti en el minuto 88 cuando los tureganenses ya se manejaban con nueve.

Aún fue a peor el partido, con la tensión disparada tras la celebración del empate por parte visitante. El árbitro disparó amarillas y rojas por doquier, el Turégano acabó con ocho pero aguantó el empate e incluso dispuso de un lanzamiento al larguero para ganar el partido, y el Unami acabó dando por bueno el punto sumado que le permite mantener las diferencias en el liderato de la liga tras un encuentro que desgraciadamente tuvo más protagonistas que los jugadores.

Remontada del Monteresma

Le costó lo suyo al Monteresma conseguir los tres puntos en su partido ante un San Esteban que dio una gran imagen en el campo de La Mina, muy diferente a lo que podría indicar su clasificación, y que durante el primer tiempo fue mejor que el conjunto de Palazuelos, que reaccionó tras el descanso y se aprovechó de la inferioridad numérica de su oponente para remontar.

Fue una tarde redonda para el delantero segoviano Adrián, protagonista de tres de los cuatro goles del equipo local que sirvieron para darle la vuelta al marcador a partir del ecuador de la segunda parte, aunque a punto estuvo de peligrar la victoria local cuando Miranda anotaba el 2-2 faltando cuatro minutos para el noventa dando paso a una emocionante recta final del encuentro.

Sin embargo, el Monteresma se lanzó hacia el marco soriano sabedor de que un punto le servía de muy poco, y Jelux conseguía marcar el tercer tanto que le daba la estocada al partido, con Adrián cerrando el triunfo con el tercer gol en su cuenta particular, dando los tres puntos al equipo que entrena José Luis Segovia, que con esta victoria asciende posiciones en la clasificación hasta llegar al cuarto puesto, mostrando unos números muy interesantes para un equipo recién ascendido.